Ha formalizado 2.880 millones de euros en nuevo crédito a lo largo de estos nueve meses

El beneficio neto de Ibercaja alcanza los 103,1 millones de euros

El beneficio neto de Ibercaja alcanza los 103,1 millones de euros

El Grupo Ibercaja ha obtenido un beneficio neto de 103,1 millones de euros al cierre del tercer trimestre de 2015 gracias a la “intensificación de la actividad comercial en formalizaciones de crédito”, la disminución del coste de la financiación, la reducción de gastos operativos generada por la integración de Caja 3 y el “excelente comportamiento” de los productos fuera de balance entre enero y septiembre de 2015.

Así lo ha explicado la entidad en una nota de prensa, en la que ha precisado que el beneficio neto ajustado, excluyendo los efectos no recurrentes, principalmente la venta de carteras de renta fija realizada en 2014, avanza un 21,5% interanual en este período. En el pasivo, los recursos de clientes minoristas gestionados aumentan un 1,6%, con un aumento interanual de los fondos de inversión del 16,7%, alcanzando una cuota de mercado “histórica” del 4,02% en este segmento, desde el 3,8% de comienzos del ejercicio. Desde Ibercaja han precisado que hasta septiembre continúa el desapalancamiento, con una caída interanual del saldo vivo de crédito a clientes del 5,2%. No obstante, Ibercaja Banco ha formalizado 2.880 millones de euros en nuevo crédito a lo largo de estos nueve meses, lo que supone un crecimiento interanual de formalizaciones del 45,5%. Ha agregado que especialmente sobresale la financiación a pymes, que se incrementa un 54,3% interanual, representando ya el 60% del flujo de nuevo crédito.

Los recursos de clientes gestionados, 48.940 millones de euros, aumentan un 1,6% interanual en este período, “con un perfil de creciente rentabilidad en su composición, puesto que el ahorro vista se incrementa un 16,8% interanual, y los recursos fuera de balance se incrementan un 7,2% interanual”. La subida de los fondos de inversión entre enero y septiembre ha hecho que la cuota de mercado del Grupo ha avanzado 22 puntos básicos hasta superar el 4%, concentrando el 12,7% de las entradas de dinero nuevo en fondos de inversión en España durante el tercer trimestre de 2015. Por lo que respecta al crédito a clientes, ha cerrado septiembre con una contracción interanual del 5,2%, “inherente al proceso de desapalancamiento experimentado por la economía española”. Sin embargo, la dinámica de reducción del saldo vivo de la entidad se sigue amortiguando y la nueva producción de crédito entre enero y septiembre ha sido de 2.880 millones de euros, un 45,5% más interanual, “en línea claramente con el objetivo de 4.000 millones de euros fijado para el conjunto del año”. Asimismo, el cambio de mix en la cartera crediticia ha tenido continuidad en el tercer trimestre, de modo que el 60% de los préstamos firmados -1.730 millones de euros- se circunscriben al ámbito de la financiación a pymes. Geográficamente, el 48,5% de las formalizaciones se han efectuado en Madrid y en el Arco Mediterráneo.

El grupo ha expuesto que el margen de intereses ha alcanzado los 487,3 millones de euros, un 8,6% inferior al registrado entre enero y septiembre de 2014, “condicionado por el contexto de tipos de interés extraordinariamente bajos durante los últimos trimestres y la menor contribución al margen de las carteras de valores”. No obstante, el comportamiento del margen de intereses minorista “muestra una mejora frente al ejercicio anterior” puesto que los costes de la financiación de recursos de clientes se han reducido en 46 puntos básicos con respecto a septiembre de 2014 y los tipos de interés de las nuevas operaciones de crédito se han estabilizado en torno al 2,9%. Las comisiones han crecido un 6,2%, hasta los 245,1 millones de euros, impulsadas principalmente por las no bancarias, vinculadas a la gestión de productos fuera de balance -fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de ahorro-, que aumentan un 12,4% interanual. Los resultados por operaciones financieras han ascendido a 140 millones de euros entre enero y septiembre de 2015, un 67,9% menos que en el mismo período del ejercicio anterior ya que “entonces se realizaron plusvalías por importe de 380,3 millones de euros en la cartera de deuda pública del banco, cuyo destino fue reforzar coberturas y fondos propios”. La ausencia de esta aportación extraordinaria, y por lo tanto no recurrente, es la explicación del descenso del beneficio neto de Ibercaja en estos nueve meses, ha apostillado la entidad.

El margen bruto de la entidad se ha cifrado en 900,4 millones de euros hasta septiembre, como resultado de la evolución de las variables anteriores. Por su parte, los gastos de explotación disminuyen un 9,9% interanual “gracias a la aceleración de las sinergias de costes procedentes de la integración de Caja 3”. En lo que va de año, la plantilla se ha reducido en un 4,9% -de 6.001 a 5.707 trabajadores-, “siempre mediante la búsqueda de acuerdos favorables para ambas partes” y la red de oficinas se ha ajustado también el 4% -de 1.356 a 1.302-. Además, Ibercaja ha dotado, a lo largo de estos doce meses, un total de 303,7 millones de euros en provisiones y saneamientos, de los cuales 99,8 millones han sido extraordinarios, afectando por esta vía también al beneficio neto final de la entidad. En última instancia, Ibercaja Banco ha obtenido un beneficio neto de 103,1 millones de euros, lo que supone, en términos ajustados, es decir, excluyendo las plusvalías de la cartera de renta fija realizadas en 2014 y las dotaciones extraordinarias efectuadas en 2015, un crecimiento interanual del 21,5%. Incluyendo estos efectos, el beneficio neto desciende un 73,1%.

La entidad ha sostenido que a lo largo de este año ha seguido consolidando sus distintivas fortalezas financieras y ha avanzado en la corrección de su tasa de morosidad, que ha cerrado septiembre en el 10,2%, 65 puntos básicos inferior a la del año pasado en la misma fecha. La reducción de las nuevas entradas en mora y la recuperación de activos dudosos han contribuido a esta trayectoria positiva. El grado de cobertura sobre los riesgos dudosos asciende al 57,4%, “uno de los más elevados del sector, como es habitual”. En cuanto a la comercialización de inmuebles, la aceleración de las ventas “ha sido muy significativa en este tercer trimestre”, de manera que entre enero y septiembre se han vendido 1.035 unidades, el 79% más que en idéntico período en 2014. Por otra parte, el pasado 30 de octubre, Ibercaja culminó con éxito la venta de la cartera de préstamos promotor Goya por un importe nominal de 698 millones de euros, situando el ratio de mora en el 9,1% y ampliando así aún más la distancia de la entidad con el promedio sectorial. Esta transacción se enmarca en la estrategia de optimización del balance que Ibercaja está llevando a cabo en su proceso de salida a Bolsa, tras la adquisición de Caja 3.

La entidad ha manifestado que el capital ordinario de nivel 1 (CET 1) se sitúa en el 11,7%, 57 puntos básicos superior al correspondiente a diciembre de 2014, y el ratio de capital CET 1 Fully Loaded en el 9,2% al cierre del tercer trimestre. Por su parte, el capital total de la entidad se cifra en el 14,2%. Por lo que se refiere al volumen de activos líquidos del Grupo Ibercaja, en septiembre de 2015 supera los 12.000 millones de euros, el 20% del balance total. Esta posición “permite afrontar con holgura los vencimientos mayoristas de los próximos años, siendo prácticamente nulos en el cuarto trimestre de 2015 e inferiores a mil millones de euros anuales en 2016 y 2017”, ha concluido la entidad.

Normas