Se esperan 110.000 espectadores en Cheste

Valencia se llena para la ‘carrera del siglo’ de MotoGP

La última cita del año en MotoGP, de la que saldrá el campeón, eleva la ocupación hotelera hasta rozar el 100%

El piloto del equipo Yamaha Jorge Lorenzo durante la primera sesión de los entrenamientos libres del Gran Premio de la Comunidad Valenciana de motociclismo, última carrera de la temporada de MotoGP
El piloto del equipo Yamaha Jorge Lorenzo durante la primera sesión de los entrenamientos libres del Gran Premio de la Comunidad Valenciana de motociclismo, última carrera de la temporada de MotoGP EFE

El circuito Ricardo Tormo de Cheste, ubicado a poco más de 20 kilómetros de Valencia, acoge desde hoy el último gran premio del Campeonato del Mundo de motociclismo, que en la categoría de MotoGP decidirá al campeón. El español Jorge Lorenzo y el italiano Valentino Rossi se disputarán la que ya se conoce como carrera del siglo, marcada por la emoción y la polémica, tras el incidente entre Rossi y Marc Márquez en la prueba anterior. Elementos que han multiplicado la atención de cara a una cita que ha dejado pequeña Valencia.

Se espera que 110.000 aficionados acudan a las carreras del domingo, la máxima capacidad que puede soportar el circuito. A finales de septiembre ya se habían agotado todas s las localidades puestas a la venta de inicio, lo que obligó a la organización a añadir dos gradas supletorias, que ampliaron el aforo en otras 5.000. Tan pronto como se pusieron a la venta, se agotaron. Los responsables del circuito han comunicado la imposibilidad de ampliar más el aforo, por motivos de seguridad y acceso a un recinto en el que los atascos son habituales.

La fiebre por el motociclismo también se ha traducido en un importante aumento de la demanda de plazas hoteleras. Ni en Cheste ni en las localidades de alrededor hay alojamientos disponibles, ya sean en hoteles, hostales o campings, por lo que los aficionados han comenzado a invadir la capital valenciana. Según los datos de Trivago y Booking, el 98% de la oferta hotelera de la ciudad de Valencia ya está ocupada para la noche del sábado al domingo, y del 95% desde el viernes. Además, el precio más bajo para una habitación doble, por una noche, es de 300 euros.

Por su parte, el ayuntamiento de Cheste ha preparado un fin de semana repleto de actividades para los aficionados que se acerquen a la localidad, desde un circuito de karts hasta una pantalla en la plaza del ayuntamiento para ver la carrera. Se estima que el impacto económico del fin de semana supere, con creces, los 40 millones de euros.

La carrera estará rodeada de un despliegue de seguridad de 1.200 guardias civiles. La Comisión Antiviolencia decidía ayer declarar de alto riesgo el Gran Premio de la Comunidad Valenciana, lo que redundará en mayor presencia policial. La posible tensión entre aficionados de Rossi, Márquez y Lorenzo ha llevado a tomar una decisión poco habitual en este deporte.

Normas