Caen las dotaciones y los costes

Unicaja gana 209 millones a septiembre, el 24,4% más

El presidente de Unicaja Banco, Braulio Medel
El presidente de Unicaja Banco, Braulio Medel EFE

El Grupo Unicaja Banco ha obtenido en los primeros nueve meses del año un resultado consolidado de 209 millones de euros, un 24,4 por ciento superior al mismo periodo de 2014, calculado sobre una base de criterios homogéneos y excluido el efecto contable del “badwill” por la adquisición del Banco CEISS.

Esta evolución positiva se apoya principalmente en las menores dotaciones, por la disminución del coste del riesgo, y en la bajada de los costes de explotación, efectos que compensan las reducciones en el margen de intereses y en los resultados de operaciones financieras, ha informado hoy Unicaja en un comunicado.

La entidad ha destacado su capacidad de generación de resultados en este periodo, plasmada en la obtención de un margen básico (margen de intereses más comisiones) de 707 millones de euros.

También ha resaltado la solidez del negocio bancario, como muestra la formalización de nuevas operaciones de crédito concedidas por Unicaja Banco y Banco CEISS (EspañaDuero) por importe superior a los 2.000 millones de euros, con un volumen de formalizaciones en el tercer trimestre que duplica el del mismo periodo de 2014.

A su vez, los depósitos de la clientela aumentan un 4,2 por ciento respecto al cierre del ejercicio 2014, y destaca el crecimiento de los depósitos a la vista un 9,0 por ciento.

Respecto a los niveles de solvencia, el CET1 o ratio de capital de primer nivel ha aumentado desde el 11,0 por ciento en diciembre de 2014 al 11,9 por ciento actual, y la ratio de capital total se sitúa en el 12,1 por ciento.

El volumen de los activos líquidos (neto de los utilizados) supone el 24 por ciento de los activos totales, y la ratio de préstamos sobre depósitos ha mejorado hasta situarse en el 79 por ciento, todo ello después de registrarse una disminución anual en los depósitos de los bancos centrales del 72,3 por ciento.

La contención y racionalización de gastos ha permitido una reducción de los gastos de explotación del 6,0 por ciento sobre el agregado de Unicaja Banco y Banco CEISS.

Por su parte, la inflexión en la evolución de los impagos desde la segunda mitad de 2014 ha posibilitado una reducción de las pérdidas por deterioro de activos del 23,8 por ciento comparado con el año anterior.

En cuanto a la caída de la morosidad, en los nueve primeros meses el saldo de los activos dudosos se ha reducido en 798 millones de euros, un 16,7 por ciento, con descensos tanto en Unicaja Banco como en Banco CEISS.

Normas