El formato móvil, la 'gamificación' y los códigos QR serán claves en toda campaña de marketing

Las 10 tendencias del comercio electrónico

La consultora BrainSINS identifica las novedades que nos depara el sector en los próximos tres años durante la segunda edición de Meet Magento España.

Los códigos QR serán herramientas de marketing digital imprescindibles en los próximos años.
Los códigos QR serán herramientas de marketing digital imprescindibles en los próximos años.

Madrid se convirtió hace poco en el centro de atención de la comunidad internacional del e-commerce o comercio electrónico. ¿El motivo? La celebración de la segunda edición de Meet Magento España, una cita en la que algunas de las figuras más destacadas del sector se encargaron de dar a conocer y debatir las nuevas tendencias que marcan el mercado.

Francisco Carrero, director de BrainSINS, uno de los cuatro mejores vendedores de comercio electrónico en 2014, fue el encargado de ofrecer las novedades que nos depara el sector en los próximos tres años.

1. Móvil

Llevamos años diciendo que el móvil es una tendencia clara para el comercio electrónico, pero todavía no lo empleamos todo lo bien que deberíamos. Debemos contemplarlo como un elemento más dentro del marketing mix que puede ser de ayuda tanto si se está conectado a la red como si no. Conviene ayudarse de las herramientas que se tienen a disposición como los códigos QR, los mensajes o adaptar aplicaciones.

 2. Gamificación

Con la gamificación, es decir, la aplicación de mecánicas de juego en contextos y entornos distintos a los juegos, en este caso al marketing, se puede conseguir que el usuario y potencial cliente acuda a nuestra web en lugar de a otra. De momento no está muy desarrollado aunque ya se empiezan a ver cosas. Privalia aplicó el clásico juego de memoria en su estrategia. Se trataba de encontrar parejas de marcas a cambio de regalos o dinero para gastarse en el portal.

3. Personalización

Se trata de contestar al qué, cómo, por qué, cuándo, quién, dónde, cuánto. Es decir saber por qué se está comprando, para quién y quién lo compra, por qué le gusta ese producto y no otro, cómo se está haciendo (iPad, móvil, ordenador…). Se debe centrar toda la personalización en el usuario, ser capaces de identificarlo y aplicar todas las acciones que se tengan a mano para hacer que vuelva a comprar.

Un ejemplo de esta tendencia es el lead nurturing, una estrategia de marketing que consiste en establecer una relación con el potencial consumidor proporcionándole los contenidos que demanda en cada momento, y estableciendo al mismo tiempo una relación de confianza con él, con la finalidad de que termine comprando los productos o servicios que ofrecemos al cabo de ese proceso.

4. Millennials

Hay que adaptarse a las nuevas generaciones. La generación millenials o del milenio ha nacido con la tecnología, está acostumbrada a ella y es necesario tenerla presente y adaptar todas nuestras estrategias a sus tendencias y preferencias.

5. Omnicanal

Deberemos ser capaces de identificar a los usuarios, saber dónde tenemos nuestros productos y dónde tenemos que mandarlos.

6. Logística

Cada vez más los usuarios quieren comprar y tener inmediatamente su pedido en la puerta. Amazon está trabajando en este sentido, es capaz de detectar en qué productos están interesados sus clientes y de prepararlos antes de recibir los pedidos.

Lo más importante es tener claro hasta dónde somos capaces de abarcar, porque echarse atrás no debería ser una opción. eBay intentó enviar los pedidos en una hora y fracasó. Además, hay que tener mucho cuidado con el lugar a donde se pretende enviar el envío. ¿Será al trabajo o a casa? La exactitud en el horario se volverá un punto imprescindible.

7. Métodos de pago

Los pagos deben realizarse de la forma más simple posible. Actualmente, hacer un pago con tarjeta no es tan fácil como parece y existen muchas confusiones. Esta fase de la compra debería ser lo más sencillo posible y no es así. Un ejemplo es Wallapop. Sus usuarios no saben si deben pagar antes, después, si tienen que ir a correos a mandar el pago…

8. Wearables

Los relojes, pulseras, gafas y demás dispositivos que hagan que el producto que se compra virtualmente sea más real van ir ganando peso. Se trata de permitir interactuar al usuario con el producto que quiere comprar, hacer que parezca que lo tiene en la mano.

9. B2B

Las estrategias B2B, es decir, las de aquellas empresas que se centran en vender servicios a otras empresas dejando a un lado a los particulares, tienden a parecerse cada vez más a las estrategias B2C, aquellas dirigidas desde la empresa al consumidor final. Las herramientas digitales han posibilitado que los clientes finales tengan más información y que los puntos de venta sean más accesibles.

10. Rentabilidad

Lo cierto es que la mayoría de las empresas dedicadas al comercio electrónico no son rentables. Hay que trabajar para encontrar la aguja en el pajar de la rentabilidad. Poner imaginación y si la salida es la organización y la concentración de empresas no negarse a ello.

Normas