Breakingviews

El crudo no daña el acuerdo Shell-BG

El petróleo barato no es una barrera en la adquisición de Shell de su rival menor BG Group. La compañía anglo holandesa ha aumentado sus estimaciones de sinergias del acuerdo en un 40% a 3.500 millones de dólares (unos 3.200 millones de euros) para 2018. Los ahorros contribuirán a que la adquisición sea financiable pero puede hacer falta más si la desaceleración del petróleo persiste.

Una caída del 17% en el precio del crudo desde que se hiciera pública la operación en abril había elevado la preocupación de que Shell estuviera pagando de más. El valor presente neto de los nuevos ahorros de costes es de alrededor de 22.000 millones. Eso compensará la mayor parte de la prima que Shell está pagando por BG: en el momento en que se anunció el acuerdo estaba justo debajo de 24.000 millones de dólares. En total, la adquisición tiene ahora un valor de poco más de 60.000 millones de dólares debido a que Shell está utilizando sus propias acciones –que han caído en cerca de un quinto– para pagar cerca del 70% del precio de BG.

Pese a la caída de los precios del crudo, la petrolera ha mantenido sus objetivos en la operación

Pese a la caída del petróleo, Shell ha mantenido sus objetivos para el acuerdo. La compañía ha respondido a los débiles mercados del petróleo reduciendo sus propios gastos y gastos de capital y asegura que es posible hacer más. En conjunto, estas medidas ayudan a reducir el punto de equilibrio del precio del petróleo para la entidad combinada Shell-BG al rango medio de 60 dólares el barril desde un pronóstico anterior de 70 dólares.

La nueva estimación está todavía muy por encima de los actuales precios del crudo Brent en alrededor de 49 dólares el barril. Shell aún requerirá una recuperación de los precios más allá de 2018 para que el acuerdo funcione a largo plazo. Los ejecutivos de Shell también están bajo presión después de la compañía recientemente amortizara unos 7.900 millones de dólares en proyectos. Su reorganización ayudará a su rendición de cuentas pero no revivirá los precios del petróleo, que todavía mantienen la clave de su apuesta por BG.

Normas