Breakingviews

Riesgo de fallo en Deutsche Bank

Los sistemas de Deutsche Bank están bajo control –en más de un sentido–. Los reguladores están mirando cada vez más de cerca los 6.000 millones de dólares (5.400 millones de euros) de las operaciones potencialmente sancionables llevadas a cabo por el mayor banco de Alemania por activos, según informó el Financial Times el domingo. Un día más tarde, el mismo periódico aseguró que el jefe de Deutsche John Cryan reiniciará los sistemas tecnológicos del banco. Ambas cuestiones podrían estar relacionadas.

El temor de los inversores de Deutsche es que el banco pueda haber permitido a los oligarcas rusos de la lista negra evadir sanciones de Estados Unidos. Si habilitó a sabiendas opciones para esquivar a los estadounidenses, podría encontrarse enormes multas. Pero hay otra posibilidad –que sus anticuados sistemas informáticos impidieran a los jefes ver lo que estaba pasando–.

Los inversores del banco alemán temen que este haya permitido a los oligarcas rusos evadir sanciones

El plan del copresidente ejecutivo, John Cryan de despiezar los sistemas informáticos de Deutsche como parte de una revisión estratégica más amplia sugiere que esto puede haber sido un factor. El banco cuenta con más de 100 sistemas diferentes para operaciones solo en Londres, según el Financial Times. Detectar ese tipo de operaciones puede ser difícil incluso con sistemas de vigilancia de primera categoría, según aseguró un ejecutivo de cumplimiento financiero a Breakingviews. Los autores pueden poner en marcha medidas simples pero eficaces para enmascarar sus identidades, tales como operar a través de empresas fantasmas. Las innumerables plataformas tecnológicas de Deutsche habrían hecho que el seguimiento efectivo fuera más difícil todavía.

La posibilidad de que otras acciones ilegales puedan escaparse hace que la modernización del TI de Cryan sea esencial. No será barata, pero puede terminar ahorrando costes: el Banco de Inglaterra observó en 2012 que los grandes bancos gastan hasta el 80% de sus presupuestos informáticos en el simple mantenimiento de los sistemas heredados. Y si también ayuda a los gerentes de Deutsche alejarse de litigios mediante la detección de los problemas de forma anticipada, los inversores podrían recibir un doble beneficio.

Normas