Más rápido y seguro
El aire acondicionado de Mercedes será más rápido gracias al CO2

El aire acondicionado de Mercedes será más rápido gracias al CO2

El próximo año 2017 entrará en vigor la prohibición sobre el uso de gas refrigerante R134a en los sistemas de aire acondicionado de cualquier vehículo nuevo. Esta prohibición tiene que ver con medidas más agresivas por parte de los organismos reguladores europeos en contra de la contaminación y el calentamiento global. Y como alternativa, la mayoría de fabricantes tomarán un sustituto ofrecido por la firma estadounidense Honeywell, mientras que Daimler ha decidido tomar un camino paralelo en el desarrollo de su propia alternativa.

Mercedes no quiere incendios en sus coches

La mayoría de los fabricantes del sector han decidido sustituir el líquido prohibido con el R1234yf, ofrecido por Honeywell y con beneficios con respecto al que se ha venido utilizando actualmente en los sistemas de aire acondicionado. Ahora bien, desde el grupo alemán Daimler aseguran que desde el año 2012 se decidió tomar un camino alternativo, puesto que se detectaron incendios en prototipos accidentados, y el problema habría sido precisamente la utilización del gas que mencionábamos.

Por supuesto, Mercedes también ha trabajado sobre los sistemas de aire acondicionado con refrigerantes artificiales para reducir este tipo de riesgos, una cuestión sobre la que sus competidores también han estado dedicando recursos en generosas cantidades.

Innovación en Europa, CO2 para su aire acondicionado

A partir del año 2017, apuntan desde Mercedes, los modelos Clase E y Clase S incorporarán sistemas de aire acondicionado basados en dióxido de carbono (CO2), dados los beneficios que aporta en contra del calentamiento global que provocan los refrigerantes artificiales. Según explican, un menor grado de humedad permite enfriar el aire en el vehículo con mayor rapidez, además de que se desgasta menos el dispositivo del aire acondicionado y no es inflamable.

Más presión en el sistema de aire acondicionado

Dato interesante es el hecho de que se requiere una presión hasta 10 veces superior para enfriar el aire, pero para ello se han modificado todos los sistemas de conductos y sellados dentro del sistema, por lo que se optimiza la protección. Por su parte, el grupo Daimler ha facilitado la documentación correspondiente para que otros fabricantes puedan adaptarse a este nuevo modelo de sistemas de aire acondicionado.

Normas