Difieren en cómo obtener impuestos para el sistema

Los partidos quieren recuperar el consenso sobre pensiones

El PSOE propone que los autónomos coticen en función de su nivel de renta

Ciudadanos critica la última reforma, por considerarlo "un parche en el sistema"

La Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, en Madrid.
La Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, en Madrid.

Todos los partidos políticos, desde el PP a Podemos, quieren recuperar el consenso sobre el sistema de pensiones que se visualizó en el Pacto de Toledo. Las diferencias entre unos y otros vienen a la hora de establecer cómo garantizar la sostenibilidad ante el futuro desafío económico y demográfico.

A menos de dos meses para las elecciones generales, representantes de los principales partidos políticos se reunieron ayer en Madrid para analizar la situación del sistema de pensiones y avanzar propuestas para su reforma.

Diputados y portavoces de PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos e Izquierda Unida coincidieron en buena medida en el diagnóstico sobre el estado de las cuentas de la Seguridad Social y, pese a discrepar profundamente en cómo atajar los desafíos que se presentan en las próximas décadas, sí que se pusieron de acuerdo en un aspecto: hay que sacar el debate de las pensiones de la arena política y lograr un nuevo consenso sobre la materia, como el alcanzado con los Pactos de Toledo, en 1995.

Luis Garicano, principal artífice del programa económico de Ciudadanos, reconoció –durante un coloquio organizado por Fundación Axa y El Nuevo Lunes– la importancia que tuvo en su momento el que se alcanzara un consenso sobre pensiones. “Es un logro de los españoles que hay que reconocer”.

También Ignacio Álvarez, responsable económico de Podemos subrayó la necesidad de buscar un acuerdo de mínimos para garantizar la sostenibilidad del sistema y garantizar que las pensiones no pierden poder adquisitivo.

Reproches entre PP y PSOE

Pablo García, diputado por el Partido Popular y portavoz adjunto en la comisión de seguimiento de los acuerdos del Pacto de Toledo, y Mar Rodríguez, secretaria de Empleo del PSOE, también pusieron en valor la importancia de un consenso en esta materia, aunque se reprocharon mutuamente ser los responsables de haberlo roto.

El diputado del PP explicó que el Gobierno de Rajoy ha defendido un sistema público, fuerte y solvente de las pensiones, corrigiendo los desequilibrios de la Seguridad Social y haciendo una política de ingresos “bastante potente”. También ha tratado de poner en valor las reformas afrontadas durante la presente legislatura, como la adopción del índice de revalorización o la separación de las fuentes de financiación. También ha animado a debatir si las prestaciones de viudedad y orfandad se deberían sufragar directamente con impuestos, y no con cargo a la Seguridad Social.

La portavoz socialista Luz Rodríguez consideró, en cambio, que la legislatura de Rajoy ha supuesto una amenaza a la sostenibilidad del sistema, provocando una “insuficiencia protectora” en la Seguridad Social y la ruputura de los consensos el Pacto de Toledo.

Entre las propuestas del PSOE en materia de pensiones, destaca su intención de aumentar los límites a la cotización máxima y, al tiempo, mejorar progresivamente las bases mínimas de cotización. También pretende que los autónomos coticen en función de sus rentas, “porque hay algunos que llegan a ganar 800.000 euros al años”. También contempla la búsqueda de nuevas vías de financiación, con la creación de un impuesto directo, finalista y transparente, dedicado a garantizar el futuro de las pensiones.

El responsable económico de Ciudadanos, Luis Garicano, apuntó que las últimas reformas consisten en simples “parches” que no resuelven el problemas de las pensiones y criticó la propuesta socialista de un nuevo impuesto, por no concretar de dónde y cómo saldrían los ingresos.

Su receta para garantizar el futuro de las pensiones es mejorar el mercado laboral —introduciendo el contrato único–, aumentar la inversión en educación y ciencia, y contar con un sistema más transparente –con envío de información detallada sobre cuánto se cobrará–, justo y flexible, que permita a la gente retrasar la edad de jubilación, si así le interesa.

Desde Podemos, el responsable de Economía Nacho Álvarez aseguró que el empleo determinará la sostenibilidad de las pensiones y ha calificado de “esencial” invertir y mejorar en la productividad, que es la capacidad que tiene la fuerza de trabajo para sostener el sistema de prestaciones.

Normas