Cinco expertos velarán por la correcta aplicación del Pacto de Estabilidad

La CE acepta someterse a la tutela de una ‘Airef’ europea

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici.
El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici. EFE

La propia Comisión propuso ayer la creación de ese Consejo en lo que parece un desesperado intento por evitar que Alemania cumpla su amenaza de transferir la vigilancia presupuestaria a una Agencia independiente para evitar que el veredicto sobre los presupuestos generales de los socios del euro siga siendo fruto del regateo político.

El reciente rifirrafe entre el Gobierno español y el comisario de Economía, Pierre Moscovici, sobre el proyecto de Presupuestos para 2016 no ha hecho sino alimentar las críticas hacia la labor de la Comisión como garante de la disciplina presupuestaria. El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, no dudó en desautorizar a Moscovici y avaló las cuentas presentadas por Madrid a pesar de que, según la CE, no permitirán cumplir el objetivo de déficit público en 2016.

El presidente del Bundesbank (banco central alemán), Jens Weidmann, ha ido más lejos y ya ha propuesto que se retire a la Comisión la potestad de revisar las cuentas nacionales.

Bruselas propone ahora recuperar la credibilidad de la vigilancia presupuestaria con el nombramiento de un Consejo similar a la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) creada en España en 2013, cuya misión es revisar la fiabilidad del Presupuesto.

La CE solo nombraría directamente a dos de los cinco miembros del Consejo. Los otros tres saldrían de las consultas con las autoridades fiscales nacionales, el BCE y el Eurogrupo (ministros de Economía de la zona euro).

La propuesta de la CEforma parte del documento aprobado ayer con los planes para fortalecer la Unión Económica y Monetaria.

El documento recuerda la necesidad de completar la unión bancaria (con un fondo europeo de garantía de depósitos), sugiere la creación de consejos nacionales de competitividad y plantea la posibilidad de unificar, a 10 años vista, la representación de la zona euro en el FMI. La duda es si en 2025 la CE seguirá siendo la autoridad presupuestaria de la zona euro.

Normas
Entra en El País para participar