El productor luso de pasta de tomate Sugal debuta con 42 millones

El mercado de renta fija de BME se hace internacional

Cadena de producción de ketchup.
Cadena de producción de ketchup.

El Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) se internacionaliza. La compañía portuguesa Sugal, el cuarto productor mundial de pasta de tomate –la materia prima que después se utiliza para elaborar zumos y salsas de esta fruta, como el kétchup–, sale al mercado de deuda en España, y no en el mercado clásico sino en la plataforma propiedad de BME.

La empresa lusa ha registrado un programa que le permite captar hasta 80 millones de euros en bonos a plazos de entre tres y siete años. N+1 ha sido el colocador único del primer tramo a cinco años por 42 millones de euros. La firma pagará por esta deuda un interés anual del 4,25%. N+1 ha sido también el coordinador de la emisión junto a la entidad lusa ASK (Advisory Services Kapital).

El objetivo de Sugal es diversificar sus fuentes de financiación y conseguir liquidez para afrontar eventuales operaciones corporativas, señalan fuentes conocedoras de la operación. El grupo de alimentación, especializado en la fabricación de concentrados de tomate y pulpa de fruta, fue en 2014 el cuarto productor mundial de pasta de tomate por capacidad de proceso (más de 1,5 millones de toneladas al año), el primero en producción de pulpa de melocotón y el segundo de manzana, señala BME en una nota. Sugal, que ha realizado la emisión a través de una filial holandesa, cuenta con cinco plantas industriales en Portugal, España y Chile y entre sus principales clientes se encuentran Heinz, Unilever, Pepsico y RPB. Facturó 214 millones de euros el año pasado y obtuvo un ebitda (beneficio bruto de explotación) de 40 millones.

La acogida en el mercado de la emisión ha sido positiva, con demanda por un total de 70 millones de euros que ha permitido a la empresa elegir a sus inversores. En el futuro inmediato, Sugal seguirá emitiendo hasta alcanzar el importe máximo de 80 millones de euros.

Axesor ha sido la agencia que le ha dado rating, de BBB –grado de inversión– con tendencia estable. Adolfo Estévez, director de Axesor Rating, explica que “el MARF ya no es un mercado exclusivo para pequeñas y mediansas empresas” y anticipa que su flexibilidad y su bajo coste para el emisor lo hacen muy atractivo. Fuentes del sector consideran que el debut de la empresa portuguesa tendrá un efecto llamada para otras compañías de ese país.

Normas