Descartan un escenario como el griego y creen que seguirán las reformas

Los inversores minimizan ahora el riesgo político para el PIB español

Reunión celebrada en Londres con más de 80 grandes inversores internacionales y fondos de capital riesgo organizada por EY.
Reunión celebrada en Londres con más de 80 grandes inversores internacionales y fondos de capital riesgo organizada por EY.

La economía se mueve por expectativas y si hace apenas mes y medio el agrio debate político que suscitaba el pulso soberanista catalán generaba dudas entre los inversores (de hecho la prima de riesgo española repuntó levemente frente a la italiana), hoy casi 30 días después de la cita electoral el panorama ha cambiado. La firma de servicios profesionales EY y la Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo (Ascri) celebraron ayer en Londres un encuentro que reunió a más de 80 grandes inversores internacionales y fondos de capital riesgo españoles que debatieron sobre qué se puede esperar del crecimiento español a corto y medio plazo.

En el plano puramente económico, lo cierto es que las expectativas de buenos resultados empresariales a corto plazo, las positivas previsiones macroeconómicas y la ingente liquidez de que disfruta el mercado global de capital riesgo hacen que España continúe centrando el interés de los inversores internacionales. Ante este panorama, la celebración de elecciones a final de año era una de las pocas incertidumbres que señalaban los inversores en sus informes de recomendaciones relativos a España. Ahora, tras el resultado electoral cosechado el 27S y, sobre todo, ante el descenso de Podemos en las encuestas, las dudas comienzan a disiparse.

Los analistas descartan que pueda repetirse en España un resultado electoral como el de Grecia, con el ascenso al poder de un partido como Podemos, equivalente a Syriza y, si bien auguran que los dos grandes partidos deberán pactar para gobernar, el ascenso de Ciudadanos da por seguro que finalmente se conseguirá la deseada estabilidad política y la senda de las reformas continuará. Por todo ello, representantes de empresas como Portobello Capital, N+1, Corpfin Capital, Cinven, MCH Private Equity, Artá Capital o Altamar Group coincidieron en que España vuelve a situarse como uno de los principales mercados donde invertir.

La jornada fue inaugurada por el secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa, quien se mostró optimista acerca del resultado electoral que cosechará el partido que sustenta el Gobierno, “ya que los ciudadanos saben que reducir el déficit es bueno, así como seguir con las reformas”. En el mismo sentido se pronunciaron los inversores presentes en el acto. Juan Luis Ramírez, socio de Portobello Capital, aseguró que “en España quedan muchas pymes propiedad de sus fundadores o herederos cuya evolución natural debe ser profesionalizarse y crecer para ganar competitividad” y ahí el capital riesgo es clave al aportar “capital inteligente”.

De hecho, durante la jornada se dieron a conocer los últimos datos del Capital Confidence Barometer, elaborado por EY, según el cual cinco de cada 10 empresas confiesan estar implicadas en operaciones de adquisición o fusión con otras compañías, motivadas por la mejora de la perspectiva económica global.

Normas
Entra en El País para participar