Considera que no es un grupo financiero como CaixaBank

El BCE rechaza la petición de La Caixa de que Criteria no consolide

Mario Draghi.
Mario Draghi.

El BCE es impasible. Ha confirmado a La Caixa que Criteria, del que cuelgan una parte de sus participaciones industriales y CaixaBank, debe consolidar como un grupo financiero. Le reclama que aplique la normativa de grupo y conglomerado financiero, por lo que Criteria debe consolidar en su totalidad como un grupo bancario, lo que supone tener que estar sometido a controles de supervisión y exigencias de capital. Esto supondrá en un futuro la venta de algunas participaciones de Criteria y de CaixaBank, según explican fuentes financieras.

El Banco Central Europeo (BCE) ha entrado de lleno en los modelos de negocio y nivel de riesgo de las 130 entidades financieras que supervisa directamente. Los bancos aún no han recibido el documento final del exhaustivo examen que está llevando a cabo el BCE sobre los niveles de capital, negocio, riesgo, gobierno corporativo, y otros requisitos, pero ya saben perfectamente los cambios de negocio, además de los niveles de capital en función de su riesgo que les va a exigir por escrito entre finales de noviembre y diciembre el supervisor europeo. Y aunque todavía las instituciones pueden realizar alegaciones sobre las decisiones comunicadas por el BCE, parece que los requerimientos de capital recogidos en los borradores remitidos por el organismo europeo tienen pocos visos de relajarse.

Un ejemplo claro ejemplo es La Caixa. La entidad que preside Isidro Fainé no ha logrado convencer al BCE para que Criteria no consolide como grupo financiero durante el próximo año, ya que las normas europeas penalizan a los grupos bancarios con participaciones industriales. El BCE  como el Banco de España reclamaron ya en 2014 a La Caixa que Criteria, holding del que cuelgan las participaciones del grupo en empresas como Gas Natural Fenosa, Abertis, Adeslas o Suez Environnement (antes Agbar) y más del 57% del capital de CaixaBank, consolidase como un grupo financiero, lo que supone aumentar considerablemente sus recursos propios y recibir el tratamiento de una entidad. Criteria en tiene ahora un ratio de solvencia del 11,8%, un punto menos que CaixaBank.

La Caixa considera, sin embargo, que Criteria no es un grupo financiero, razón por la que no entiende que tenga que consolidar como tal. Por ello, ha pedido en las últimas semanas que Criteria salga del perímetro de consolidación al no ejerce actividades financieras directamente. Entiende que los riesgos de balance clave se pueden analizar a nivel CaixaBank, pese a que este banco cuelga de Criteria. Pese a ello, el BCE mantiene su criterio, aunque no le ha exigido en la actualidad nuevos esfuerzos de capital a Criteria, que cuenta con un ratio de solvencia del 11,8%.

La Fundación Bancaria La Caixa entiende que Criteria es un holding instrumental del que cuelgan sus participaciones industriales, entre las que se encuentra la de CaixaBank. Expertos financieros aseguran que el BCE entiende que si una de las participadas de Criteria caen en Bolsa, puede arrastrar al resto por contagio, incluido CaixaBank. Y aunque no coticen, cree que las participaciones industriales conllevan un riesgo implícito para un banco, razón por la que exige qeu consolide al ser la cabecera de la que cuelgan varias participaciones, incluidas un banco y aseguradora. CaixaBank, por su parte, consolida las participaciones de Repsol del 11,6%, y del 5% de Telefónica, y la cartera de banca internacional y seguros.

Varias fuentes conocedoras de las peticiones de institución que preside Mario Draghi aseguran que Fainé ha remitido al BCE varias alegaciones aludiendo al perímetro de consolidación que le exige el supervisor europeo. Uno de los argumentos es que la Fundación Bancaria La Caixa es al final la dueña del 100% de Criteria, y su composición fue aprobada por el Banco de España y por el BCE y Bruselas. La Caixa insiste en que Criteria debe salir del perímetro de consolidación al no ejerce actividades financieras directamente. Entiende que los riesgos de balance clave se pueden analizar a nivel CaixaBank, pese a que este banco cuelga de Criteria.

La Fundación Bancaria La Caixa controla el 100% de Criteria, del que a su vez cuelga el 57% de CaixaBank y una serie de participaciones industriales.

El grupo catalán además, pide en sus alegaciones al BCE que le remita por escrito sus requerimientos y no por e-mail, o que solo se lo explique en las reuniones que ha mantenido con la entidad. Pero estas peticiones han sido, de momento, rechazadas por el supervisor europeo.

Varias fuentes aseguran que La Caixa deberá poner en marcha un plan para reducir sus APR, lo que supondrá un cambio en su actual diseño, y/o la venta de paquetes de sus participaciones industriales, incluido el porcentaje que tiene en el capital del banco. La entidad mantiene que no debe hacer ninguna reestructuración ni ventas en 2016.

Otra vía que permitiría reducir el riesgo es que Criteria vuelva a cotizar, explican expertos. El grupo ya ha dado señales este años que pretendía reducir el peso de sus participaciones industriales y modificar ligeramente la composición del holding. Fainé ha reiterado en varias ocasiones que Repsol no es estratégico para La Caixa.

Normas