Google, Apple y Twitter

Los tres valores más deseados por los analistas

Los tres valores más deseados por los analistas

Google y sus acciones en zona de máximos

El pasado mes de agosto Google sorprendió a todos con el anuncio de la mayor reestructuración desde su fundación en 1998. La compañía, que nació como un motor de búsqueda, es ahora un gigante de internet cuyos tentáculos se extienden a las actividades relacionadas con la publicidad online, los sistemas operativos, la robótica, el internet de las cosas, la banca y los contenidos. En un intento de poner orden, la empresa decidió crear una nueva estructura corporativa en la que Google pasará a ser la filial de la matriz Alphabet. El objetivo con todo ello, según lo señalado por Larry Page, cofundador y consejero delagado de la compañía, es efectuar una gestión más eficiente, dotando de autonomía a los consejeros delegados de las distintas divisiones a fin de permitirle más innovadores.

La noticia apenas tuvo repercusión en el parqué. Por contra, lo que sí tomaron muy en cuenta los inversores fue la presentación de sus resultados. Tras dar a conocer sus cuentas a mediados de julio, sus acciones se dispararon un 15%, situándose al filo de los 700 dólares, su máximo histórico, y en lo que va de año Google se ha revalorizado más de un 30%. A pesar de este fuerte ascenso, el consenso del mercado le concede un potencial de subida adicional del 12%, hasta los 777,76 dólares. Por su parte, las recomendaciones se mueven en la misma línea. El 92,5% de las firmas recomiendan comprar frente al 7,5% que aconseja mantener. Uno de los que apuesta por adquirir títulos del gigante es Citi que destaca su fuerte posición competitiva en los segmentos clave de crecimiento en la red. La entidad aplaude la gestión de la compañía y considera que podrá mantener un crecimiento de sus ganancias de dos dígitos en el largo plazo.

Apple, entre el iPhone 6 y las turbulencias en China

Un apretado duelo entre retos y oportunidades que debería inclinarse hacia estas últimas. Así resumen los expertos la situación que vive Apple. Su fuerte exposición a China, donde genera un 26% de sus ingresos, es el principal obstáculo al que se enfrenta en Bolsa la empresa de la manzana. Uno de sus puntos fuertes es la venta de su último modelo de iPhone, el 6S, que batió en el primer fin de semana el récord de ventas al llegar a los 13 millones. Eso sí, varias firmas de análisis han rebajado recientemente sus perspectivas de ventas totales del nuevo modelo del buque insignia de Apple, el iPhone.

Los expertos de Citi reiteran en un reciente informe su recomendación de comprar acciones de la empresa dirigida por Tim Cook, para la que dan un precio objetivo de 145 dólares, un 30% por encima de su cotización actual.En su opinión, el valor puede vivir momentos de volatilidad en las próximas semanas, pero la compañía tiene capacidad de elevar sus márgenes en el futuro, lo que debería impulsarla enBolsa. Solo un 3,6% de los expertos que siguen a la acción conseja vender; un 78,2%, comprar y un 18,2%, mantener.

Otro factor clave para la evolución de la empresa será el desarrollo comercial de sus nuevos productos, como el Apple Watch, y aplicaciones, como Apple Music, que siguen ampliando el ecosistema de la compañía.

En esta línea, los expertos de JP Morgan sostienen que “Apple cuenta con muchos catalizadores que pueden impulsar los beneficios de 2016 por encima de las previsiones”. En concreto, destacan que “la nueva Apple TV con una tienda de aplicaciones podría dar entrada a la empresa en el lucrativo negocio de los videojuegos” y que el Apple Watch podría superar también las expectativas del consenso del mercado.

La compañía de la manzana, que es la mayor empresa del mundo por capitalización bursátil (636.224 millones de dólares, unos 559.578 millones de euros) dio el salto alDow Jones en marzo. En lo que va de año,Apple avanza apenas un 1%, pero el consenso del mercado recopilado por la agencia Bloomberg le otorga un potencial de revalorización del 30%.

Twitter, un potencial del 24%

La compañía de los 140 carácteres se encuentra en pleno proceso de reformulación de su estructura organizativa. Si a comienzos de mes nombró a Jack Dorsey como nuevo consejero delegado, esta misma semana ha designado al exjefe de negocio de Google, Omid Kordestani, como nuevo presidente ejecutivo del consejo. Su nombramiento se conoció un días después de que se anunciara un recorte del 8% de su plantilla.

Con estas decisiones, la empresa intenta remontar el vuelo. En lo que va de año el valor retrocede un 15%, caída que se suma al descenso del 43% de 2014.

Uno de los golpes más duros que recibió la compañía fueron los resultados del primer trimestre del año, periodo durante el cual reportó unas pérdidas de 162,4 millones de dólares (143 millones de euros), un 22,7% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Esto provocó que en apenas dos sesiones sus títulos se desplomaran un 25%. En el segundo trimestre, la tecnológica continuó en número rojos tras reportar unas pérdidas de 136,7 millones de dólares (120,5 millones de euros). Por su parte, los ingresos crecieron un 61% hasta los 502,4 millones de dólares (443 millones de euros). Los inversores reaccionaron a la noticia con una caída del 15%, pero por si no fuera suficiente, en agosto de este año, sus acciones cerraron por debajo del precio de salida a Bolsa (26 dólares).

El principal reto de Twitter pasa por incrementar el número de usuarios en un entorno de fuerte competencia. Los expertos consideran que el futuro de la empresa debe pasar por la generación de contenidos de valor. A pesar de todo, el consenso le concede un potencial del 24% hasta los 37,5 dólares por título.

Normas