Asiste a la IESE Global Alumni Reunion en Alemania

Caruana advierte del riesgo de mantener los tipos bajos

El director general del Banco de Pagos Internacionales (BPI), Jaime Caruana, interviene en un acto organizado por la escuela de negocios IESE en la ciudad alemana de Múnich.
El director general del Banco de Pagos Internacionales (BPI), Jaime Caruana, interviene en un acto organizado por la escuela de negocios IESE en la ciudad alemana de Múnich.

El director general del Banco Internacional de Pagos, Jaime Caruana, cree que retrasar la normalidad monetaria y mantener tipos bajos conlleva una serie de riesgos, que afecta sobre todo a los inversores, que han de pagar por esta situación, pero también a los países emergentes, que han visto mermado su crecimiento debido a esta decisión. Para el exgobernador del Banco de España, la incertidumbre y los riesgos de esta espera no es buena, "aunque no voy a decir si hay que hacerlo pronto porque no todos los países deben aplicarlo a la vez, sino que prolongarlo supone incertidumbre".

Caruana realizó estas declaraciones durante su participación en la IESE Global Alumni Reunion, que se celebra este fin semana en Múnich (Alemania), que reúne a un millar de antiguos alumnos, directivos y empresarios, y resaltó que el riesgo de prolongar una política de tasas bajas acarrea una serie de inseguridades acumulativas. "Hay que reaccionar cuando los problemas se presentan, y es importante que cuando se toman decisiones en países grandes se analicen las consecuencias que puede tener en oros paises". Ahí radica el verdadero liderazgo económica, "reconocer que hay decisiones que se toman y que afectan a los demás, al resto del mundo". Porque no se trata sólo de tener la propia casa arreglada, señaló durante su intervención en la citada asamblea, sino en ver cómo todo esto afecta a los vecinos. "Es importante que el vecindario también esté arregladito".

Por otro lado, lamentó el exceso de política monetaria que existe en estos momentos, cuando se debería hacer mayor hincapié en el incremento de la productividad. También advirtió de la excesiva deuda que han acumulado las instituciones de fuera de Estados Unidos en estos últimos años, que asciende a 9,6 billones de dólares. El 7% de esta cifra corresponde a los países del G8, una deuda que ha ido en aumento en los momentos de crisis. "Esto ha perjudicado a los países emergentes, que en la última fase del boom financiero, han visto que se ha crecimiento se ha detenido. No es una buena noticia para la estabilidad".

Por ultimo, se refirió a los elementos geopolíticos, que hacen que la cooperación internacional a nivel económico se puede debilitar.

Ante las medidas a adoptar, recomendó humildad. "El mundo es muy complejo, hay que prepararse para ser cauto, hay que tener capacidad de maniobra y prepararse para lo que pueda venir".

Normas