El interés del bono español a diez años, en mínimos de mayo

El Ibex 35 repunta un 1,28% pero cede un 0,75% semanal

Operadores en el patio de Wal Street.
Operadores en el patio de Wal Street.

John Lennon dijo que la vida es eso que nos pasa mientras estamos ocupados en hacer otros planes. En el caso de los inversores, la vida parece últimamente más bien lo que pasa mientras se espera el próximo mensaje de un gran banco central. Las expectativas de que China apruebe nuevos estímulos y de que el BCE haga lo propio antes de fin de año, junto a la (casi) certeza de que la Reserva Federal estadounidense no subirá los tipos de interés en 2015 han centrado la atención del mercado en una semana de consolidación en Bolsa en la que los índices han chocado contra resistencias técnicas.

El Ibex 35, que la semana pasada había avanzado un 7,35% en su mejor racha desde junio de 2012, se apeó a la pimera de cambios de los 10.300. Desde el lunes, el selectivo español cae un 0,75% hasta los 10.231,5 puntos, aunque acaba la semana con un ascenso del 1,28% en la jornada. OHL, con un ascenso del 5,6%; IAG (+5,6%) y Grifols (+5,5%) son los mejores valores del selectivo en la semana, mientras que los mayores descensos son los de Repsol (-6,7%), Gamesa (-6,6%) e Indra (-5,7%).

Las otras Bolsas europeas han vivido una semana de consolidación. El Dax alemán avanza un 0,03%;el Cac francés, un 0,04% y el Eurostoxx 50, un 0,4%. El índice MSCI World, por su parte, alcanza su nivel más alto en dos meses.

Los resultados del tercer trimestre en Estados Unidos han compartido protagonismo con las discusiones sobre los siguientes pasos de los bancos centrales.Por lo general, las cuentas conocidas hasta ahora han decepcionado y WallS treet apenas se ha movido. Hoy sus principales índices avanzan en torno a un 0,1%. 

Esta semana el mercado se ha mostrado indeciso a la espera de catalizadores. ¿Cuáles pueden ser? Por partes. El lunes se publica en China el dato de crecimiento del tercer trimestre.El mercado espera un aumento interanual del PIB del 6,8%, por debajo del objetivo del 7%. Por eso, los inversores creen que China podría aprobar nuevos estímulos. Es el caso de los expertos de Barclays, que esperan un nuevo recorte de los tipos de interés en octubre o noviembre y otros dos recortes de 50 puntos básicos cada uno de la ratio de reserva exigido a la banca.Desde RBS, sin embargo, cree que las expectativas de más estímulos se verán frustradas.

Los temores sobre los países emergentes siguen divididos entre China y Brasil, país al que Fitch rebajó ayer el rating a un escalón del bono basura. Pese a ello, por primera vez en 13 semanas ha vuelto a entrar dinero en los fondos de inversión en emergentes, según las estimaciones de Citi.

Otra clave será la reunión del Consejo de Gobierno del BCE del jueves. El jueves pasado, Benoit Couré, miembro del banco central, sugirió que el organismo podría aprobar nuevos estímulos y hoy se ha confimado que la inflación de la zona euro fue del –0,1% en septiembre. Con todo, los expertos ven más posible que las nuevas medidas lleguen en diciembre o ya en 2016.

Y una semana después, el día 28, tocará reunión de la Fed. Aquí hay unanimidad en el mercado, más aún tras la bajada de la inflación conocida el pasado jueves: no habrá subida de tipos. Según la agencia Bloomberg, los expertos dan un 6% de posibilidades a un incremento del precio del dinero en octubre; un 30,4% en diciembre; un 40,2% en enero de 2016 y un 54,5%, en marzo. Por eso, el euro llegó a tocar máximos de dos meses, aunque cierra plano la semana en los 1,135 dólares.

En el mercado de deuda, el interés del bono español a diez años desciende en la semana hasta el 1,77%, mínimos desde mayo, y la prima de riesgo queda en los 122 puntos básicos.

Mientras, las materias primas siguen su propio camino. El barril de petróleo Brent desciende un 5,7% después de dispararse un 9% la semana pasada.

Normas