Reducirá un 38% las inversiones y prevé ahorros de costes por 2.100 millones al año desde 2018

Repsol venderá activos por 6.200 millones y promete mantener el dividendo

Califica Gas Natural como "estratégica"

La acción recibe el plan con una caída del 4%

Sede de Repsol en Madrid:
Sede de Repsol en Madrid:

Repsol define las líneas maestras de su plan estratégico 2016-2020 que viene marcado por el "nuevo entorno energético" de caída del precio petróleo. Tras la etapa de crecimiento del anterior plan (2012-2016), la compañía petrolera se propone ahora "poner en valor" el tamaño alcanzado  y dotarse de un "elevado nivel de eficiencia y resiliencia" para adaptarse a las nuevas condiciones del mercado, según la documentación que ha enviado a la CNMV.

Entre ventas de activos, que sumarán 6.200 millones, reducción de inversiones, emisiones de deuda híbrida, dividendos pagados en acciones y ventas de activos, la empresa prevé conseguir liquidez por 20.000 millones de euros en los próximos cinco años para mantener el rating y reducir deuda sin tocar el dividendo. En la Bolsa ha reaccionado con una subida del 2% tras anunciarse, pero después las órdenes de venta han tomado el control y cede en torno a un 4%. 

1. Venta de activos:

REPSOL 14,07 0,36%

Uno de los pilares del plan consistirá en redimensionar la compañía, una vez culminada la compra de Talisman que le ha aportado "una cartera de activos de alta calidad y focalizada en países OCDE, de mayor estabilidad". Ahora, toca seleccionar y centrarse en los de mayor potencial. Repsol llevará a cabo venta de activos por los que espera obtener 6.200 millones de euros. De esta cantidad, la empresa ha cumplido ya desinversiones por más de 1.000 millones, con la venta de CLH y de parte del negocio de gas canalizado.

Aunque no da pistas, el plan señala que las desinversiones se centrarán en "activos no estratégicos" tanto de upstream (exploración y producción) como downstream (refinamiento). En concreto, el plan contempla una "mayor integración entre las actividades de refino y marketing, con desinversiones en activos no estratégicos para el área". Se buscará ventas de activos "no vinculados directamente al precio del petróleo, de pequeña escala o alto coste/alto breakeven".

El plan prevé la desinversión de activos por 3.100 millones entre 2016 y 2017 otros 3.100 millones entre 2018-2020. Repsol señala que la venta de parte del negocio de gas canalizado "generará 700 millones de euros (100 millones en 2015 y 600 millones que se contabilizarán en 2016)".

2. Menores inversiones

En este nuevo enfoque de puesta en valor, Repsol prevé reducir hasta el 38% el volumen de inversión  con el fin de "alcanzar el perfil de compañía deseado", según señala en la documentación enviada a la CNMV. En upstream, la compañía señala que cuenta con activos "en una fase avanzada de desarrollo" y que tendrá "presencia limitada en nuevos proyectos de desarrollo intensivos en capital". Los gfastos de exploración pasarán desde 2.100 millones de dñolares al año (2011-2014) hasta 900 millones (2016-2020). En cuanto al Downstream, tiene "reducidas necesidades de capital".

3. Gas Natural: una participación "estratégica"

El plan estratégico considera Gas Natural Fenosa como "una participación estratégica" en la que detecta "beneficio a corto plazo y visión estratégica a largo plazo". En concreto, cita entre sus fortalezas  "el creciente protagonismo del gas en el mix energético".

Gas Natural provee un "dividendo estable con potencial de crecimiento" y "beneficios sólidos", de los que destaca que están "por encima del coste de capital y no ligados a los precios del crudo".

4. Ahorro de costes

También contempla un programa de recorte de costes a través de un plan de eficiencia, que se sumarán a las sinergias detectadas con Talisman y que ascienden a 350 millones (antes se preveía 220 millones).  En total, se espera unos ahorros de costes, incluyendo las sinergias, de 2.100 millones de euros anualesa partir del 2018.

El 50% del objetivo de ahorro de costes se producirá en proceso de implantación. Además, contempla una reducción de la plantilla en 1.500 personas (ya anunciada).

Las sinergias por integración de Talismán implicará, además de reducción de plantilla, eliminación de duplicidades , mejora de la comercialización de la producción de líquidos de Talisman así como un menor coste de la deuda a través de la optimización financiera conjunta.

5. Mantenimiento de dividendo

El foco en el valor se pondrá en cualquier caso manteniendo el compromiso de abonar un dividendo de 1 euro por acción que se ha pagado hasta ahora a los accionistas en la modalidad de scrip. La empresa asegura que alcanzará un "flujo de caja libre positivo, después de dividendos" presuponiendo un nivel de precio del crudo BRent de 50 dólares el barril.

6. Reducción de deuda

El plan tiene un compromiso de reducción de deuda con un objetivo de "autofinanciación" según asegura incluso un escenario en el que el precio del barril de Brent permaneciese en torno a 50 dólares. Así prevé mantener el rating de la deuda.

7. Previsión de beneficio

En cuanto a la previsión de beneficios, el grupo espera lograr un ebitda de 5.400 millones este año que se duplicaria en 2020 hasta los 11.500 millones en un escenario que llama "base" (previsión de barril de crudo en torno a 80 dólares. En caso de un escenario "acido" (barril de petróleo en 50 dólares), el objetivo de ebitda para 2020 s aumentaría un 50%, hasta alcanzar los 7.900 millones.

La compañía ya adelantó ayer a la CNMV que espera registrar un beneficio neto de entre 1.250 y 1.500 millones de euros este año, lo que supone una caída de entre el 22% y el 7% sobre el resultado de 2014 (1.612 millones), debido al impacto de los bajos precios del crudo, informa Efe.

Según la información que envió ayer tarde a la CNMV, el beneficio neto ajustado sin tener en cuenta los resultados extraordinarios de 2015 se siutará entre los 1.600 y los 1.800 millones de euros,  un 6,2% o 5,4% menos.

Ayer, la compañía ya adelantó que las estimaciones de beneficio recogen una provisión después de impuestos por valor de 450 millones de euros en el tercer trimestre por el deterioro de sus activos de gas y electricidad en Norteamérica y de sus activos no convencionales en el yacimiento Mississippian Lime en los Estados Unidos.

El resultado bruto de explotación (ebitda) estimado se situará entre 5.200 y 5.450 millones de euros -frente a los 3.800 millones de 2014- mientras que la deuda se situará al mismo nivel al ejercicio 2015, una vez descontado el efecto de la adquisición de la petrolera canadiense Talisman.

Normas