Disminuyen los procesos derivados de alquileres y suben los de hipotecas

Quiebras y desahucios se mitigan por la mejora global

Evolución de ejecuciones hipotecarias y desahucios Ampliar foto

Lentamente las piezas vuelven a encajar. Después de la alarma que se generó a partir de mediados de 2010 y después en una segunda fase a partir de 2012 con la entrada en vigor de la reforma laboral, los datos que recopila el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), relativos a despidos, ejecuciones hipotecarias y, finalmente, desahucios comienzan a mitigarse como consecuencia de la mejora económica.

Así, según las cifras publicadas ayer, el número de lanzamientos o desahucios practicados durante el segundo trimestre de este año ascendió a 18.739, apenas 130 menos que en el trimestre anterior y 10 menos que hace un año. Este volumen podría indicar que se estanca el número de procesos por impago que termina con el desalojo del propietario, pero lo cierto es que los desahucios solicitados, que marcan la tendencia a corto y medio plazo, disminuyeron un 2,9%, según el informe del CGPJ. Aunque las cifras no distinguen si los procedimientos se refieren a viviendas principales o segundas residencias u otra clase de inmuebles (locales comerciales o naves industriales, entre otros), lo cierto es que sí discriminan si se producen como consecuencia del impago de una hipoteca o de un alquiler.

Concursos de acreedores

De esta forma, la memoria establece que más de la mitad de los lanzamientos, en concreto el 52,6%, se derivó del impago de rentas de alquiler, reguladas por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), mientras el 43,3% lo hizo de ejecuciones hipotecarias. Eso sí, mientras los impagos de arrendamientos mantienen la senda bajista iniciada en 2014 (en el segundo trimestre disminuyeron un 1,2% anual), los procesos de desahucio como consecuencia de una ejecución hipotecaria continúan aumentando (+2,7%), pero a un ritmo ya mucho más moderado que el registrado hace año y medio (cuando lo hacían a más del 20%).

En la clasificación por territorios, es destacable cómo uno de cada cinco desahucios se produjo en Cataluña, por el mayor peso que tiene allí el alquiler; mientras el 16,4% se tramitó en Andalucía, el 14,3% en la Comunidad Valenciana y el 10,6% en Madrid. Otro dato que permite ser optimistas de cara a futuro es la significativa disminución que experimentaron las ejecuciones hipotecarias de abril a junio, cuando se desplomaron un 17,7%, lo cual quiere decir que a menor volumen de ejecuciones, menos procedimientos de desahucio a corto y medio plazo, ya que no todas las ejecuciones culminan en el desalojo del propietario.

En materia de insolvencias empresariales, la memoria del CGPJ establece que de abril a junio se presentaron un total de 1.593 concursos de acreedores, cifra que representa un descenso del 25,3% respecto a idéntico periodo del año anteriory el menor volumen de quiebras desde el tercer trimestre de 2010. Se trata de un descenso sensiblemente mayor al contabilizado en el primer trimestre, cuando los concursos presentados bajaron el 21,8%, hasta sumar un total de 1.718 procedimientos, por lo que parece consolidarse la tendencia a la baja de las insolvencias, de nuevo síntoma de la mejora del clima económico global.

Cataluña fue la autonomía donde se presentaron más concursos a lo largo del segundo trimestre, con un total de 312 procesos, el 19,6% del total. Por detrás se situaron Madrid, con 263 procedimientos presentados (16,5%) y la Comunidad Valenciana, con 243 (15,3%).

Por lo que respecta a concursos declarados, entre abril y junio también disminuyeron de forma significativa, un 23,9%, tras alcanzar los 1.166. A estos habría que añadir otros 268 concursos declarados y concluidos al amparo del artículo 176 bis 4 de la Ley Concursal, que prevé la conclusión por insuficiencia de masa en el mismo auto de declaración del concurso.

Según el informe del CGPJ, durante el segundo trimestre llegaron a la fase de convenio un total de 305 concursos, mientras que iniciaron la fase de liquidación 1.145, también un 19,6% menos que en el mismo periodo de 2014. Además, se presentaron 224 expedientes del artículo 64 de la Ley Concursal, relativo a la modificación sustancial de las condiciones de trabajo de carácter colectivo. Esta cifra supone una disminución del 33,5% respecto a 2014, con lo que este indicador sumó su octavo trimestre consecutivo a la baja.

Menos despidos

El número de demandas por despido presentadas en los juzgados de lo social en el segundo trimestre de 2015 disminuyó el 9% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta las 26.417, de manera que se acumulan ya ocho trimestres consecutivos de descensos.

Según el informe “Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales”, hecho público hoy por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Madrid fue la comunidad donde más demandas se presentaron (4.948), el 18,7 % del total nacional.

Le siguieron Cataluña, con 4.585 demandas presentadas (el 17,4 % del total) y Andalucía, con 4.125 demandas (el 15,6 %).

El número de demandas por despido registradas en los juzgados de lo Social se comenzaron a reducir en el tercer trimestre de 2013, después de haber acumulado nueve trimestres consecutivos de incrementos que llegaron incluso a marcar tasas superiores al 30% entre abril y septiembre de 2012, informa Efe.

En el segundo trimestre de este año, Madrid, con 5.570 demandas -el 16,9% del total- fue la comunidad autónoma donde más se presentaron, seguida por Andalucía, con 4.645 (13,8%); y Cataluña, con 4.072 (13,3%).

También han disminuido, en este caso un 33,5%, el número de expedientes de regulación de empleo (ERE) que han pasado por los tribunales, ya que en el segundo trimestre se contabilizaron 224 procedimientos judicializados frente a los 337 del mismo periodo del año pasado.

La estadística del CGPJ indica, asimismo, que los Juzgados de lo Social recibieron 31.470 demandas por reclamación de cantidad en el segundo trimestre del año, un 4,5% menos que en el mismo periodo de 2014, siendo Madrid, Andalucía y Cataluña las regiones que acapararon la mayor parte de estas demandas.

Normas