Enviarán la documentación vía electrónica en 72 horas

Los hospitales inscribirán en el Registro a los bebés

Una mujer después de dar a luz a su hijo.
Una mujer después de dar a luz a su hijo.

Desde el pasado jueves, los padres ya no tendrán que acudir al Registro Civil a inscribir a sus hijos recien nacidos, sino que será el propio hospital donde se produzca el parto el que remitirá la certificación del nacimiento.

Así lo indica una parte de la Ley de medidas de reforma administrativa en el ámbito de la Administración de Justicia y del Registro Civil, que entra en vigor hoy, jueves. La norma fija que los datos de los bebés recien nacidos se remitan a través de vía electrónica desde los centros médicos. Eso sí, habrá algunos  casos en los que no se podrá llevar a cabo la inscripción electrónica y habrá que acudir al Registro Civil presencialmente.

La dirección de los hospitales comunicará los nacimientos al Registro Civil que corresponda en 72 horas. El personal sanitario tendrá la responsabilidad de identificar al recién nacido y comprobar su filiación materna. Además, en los hospitales se tomarán las huellas plantares del bebé y las dactilares de la madre. La realización de estas pruebas tendrá que constar en la inscripción y acompañará al formulario oficial que se remitirá de forma electrónica e irá firmado por los padres e incluirá el nombre del niño y su nacionalidad. El facultativo que asista al parto incorporará el parte del nacimiento acompañado de firma electrónica.

Hasta que el personal médico no disponga de certificados de firma electrónica, podrá firmar a mano toda la documentación y precisa que, en el futuro, “podrán fijarse otros procedimientos tecnológicos” para cumplimentar estos trámites.

El sistema se empleará también para las defunciones, en las que también se enviará electrónicamente la comunicación de fallecimiento. La nueva norma plasmará, además, el acuerdo alcanzado entre los partidos tras la renuncia del Ministerio de Justicia a dejar la gestión del Registro Civil en manos de los registradores mercantiles y de la propiedad.

Normas