Un remanso de paz en la zona más comercial de la ciudad

Descanso en un oasis en el corazón del Eixample

La experiencia comienza en la misma recepción

Una terraza, situada en el ático de 800 metros cuadrados, ofrece una panorámica de la ciudad

Habitación del hotel AlmaBarcelona.
Habitación del hotel AlmaBarcelona.

Ubicado en un singular edificio del Eixample, próximo al Paseo de Gracia, el AlmaBarcelona refleja el espíritu con el que nació hace diez años el grupo hotelero AlmaHotels: aportar algo nuevo al turismo urbano que haga que la estancia en el hotel sea ya una manera de vivir. El proyecto, obra deHabitan Arquitectos y Studio Coriumcasa, recupera la esencia de los viajes a la antigua usanza, donde lo importante es el viajero, a la vez que disponen de la última tecnología. La experiencia comienza en la misma recepción de este hotel boutique, donde agasajan al recién llegado con una bebida, pero donde a la vez la llave de la habitación es la huella dactilar del cliente.

Zona de bienvenida del hotel.
Zona de bienvenida del hotel.

La decoración es sencilla, con la elegancia que destila el dominante gris de las paredes y de las tapicerías, pero la gran sorpresa se adivina nada más subir los escalones que dan acceso a una sala, que hace las veces de espacio de lectura, bar y restaurante, ya que a través de los amplios ventanales aparece uno de esos secretos característicos de los edificios del Eixample: un patio interior ajardinado. Un remanso de paz en la zona más comercial y elitista de la ciudad. El hotel dispone de 72 habitaciones repartidas en siete plantas, así como una zona spa (con piscina climatizada, hammam y sauna) y gimnasio abierto las 24h. Cuenta asimismo con una gran terraza, situada en el ático de 800 metros cuadrados que ofrece una vista panorámica de la ciudad, y un restaurante mediterráneo.

Todas las habitaciones tienen más de 50 metros cuadrados, y se agrupan en dos estilos distintos: las de diseño contemporáneo, que son las que tienen vistas al jardín, y las que ofrecen el clasicismo renovado, como lo son las orientadas a la calle Mallorca. Estas últimas estancias se inspiran en el típico piso del Eixample, con elementos arquitectónicos como molduras, porticones y balcones forjados que respiran un cierto aire francés. Las cortinas se sustituyen por paneles de madera, no hay colchas sino edredones nórdicos, tampoco hay alfombras sino cuero en los acabados de los armarios. Los colchones, otro de sus fuertes, han sido realizados en exclusiva para Alma.

 

AlmaBarcelona: Mallorca, 271. Tel. 93216 44 90. www.almabarcelona.com

Normas