Acuerdo del Consejo de Ministros

El Gobierno prohibirá desde mañana la doble comisión en cajeros

La normativa no establece límites máximos a las comisiones

La prohibición, que será publicada mañana en el BOE y entrará en vigor de forma inmediata, prohíbe el cobro de comisiones al titular de una tarjeta por parte de entidades diferentes al emisor de dicha tarjeta. Como ha explicado la vicepresidenta, la medida responde a la preocupación generada entre la ciudadanía por la decisión de varias entidades financieras de cobrar por el uso del cajero automático.

Las entidades propietarias de los cajeros sí podrán cobrar por el uso a los emisores de las tarjetas, que a su vez podrán repercutir este coste, total o parcialmente, en el cliente. Eso sí, no podrán cobrar más de lo que les han cobrado. La norma entra en vigor mañana, y las entidades tienen hasta el 1 de enero para llegar a los acuerdos correspondientes sobre el reparto de las comisiones.

El Ejecutivo no ha impuesto límites al importe de dichas comisiones: se podrán fijar libremente por parte del emisor del cajero. En ausencia de acuerdo, el titular del cajero determinará una comisión universal, que será la misma para todas las entidades y el territorio nacional. En el primer semestre de 2016, la CNMC deberá elevar un informe al mimisterio de Economía sobre los acuerdos alcanzados entre las entidades.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha explicado que la propuesta de algunas entidades de añadir una comisión por uso del cajero a la comisión por uso de tarjeta "había generado inquietud y había puesto de manificesto el régimen implicaba incertidumbre legal", y que por eso era necesario actuar con carácter de urgencia. El cliente deberá ser informado de la comisión antes de realizar la operación de retirada de efectivo.

El culebrón de los cajeros automáticos empezó esta primavera, cuando Caixabank anunció su intención de cobrar dos euros por uso de cajero a los no clientes. La iniciativa fue secundad poco después de BBVA (que finalmente retrasó su decisión, prevista para septiembre) y Santander, tres de las cuatro entidades que dominan el mercado de oficinas (Bankia se quedó fuera). Esta comisión por uso del cajero se suma a la comisión por uso de tarjeta; la que tradicionalmente han pagado los clientes por sacar dinero en una red diferente de la de su banco.

La medida despertó inquietud, primero, entre los clientes de los bancos y, después en el Banco de España y el ministerio de Economía, que ha sido el primero en actuar. Esta norma, según Guindos, "ha contado con aportaciones del Banco de España, la CNMC, la OCU, Adicae y el propio sector financiero".

Normas