El número de parados sube en 26.087 en septiembre

La educación y la agricultura tiran del empleo tras el verano

Oficina de Empleo de Madrid
Oficina de Empleo de Madrid

Los datos del mercado laboral en agosto supusieron un jarro de agua fría para el Ministerio de Empleo, que este año había contado todos los meses con bajadas del paro y subidas de la afiliación. En el mes más importante de la temporada turístico, la Seguridad Social perdió 134.289 cotizantes, rompiendo una senda de siete meses consecutivos de crecimiento. En septiembre, el mercado laboral retoma, con menor velocidad que en los meses anteriores, la senda de crecimiento. El número de afiliados a la Seguridad Social cerró el pasado mes con 17,18 millones, lo que supone un incremento de 8.916 personas respecto a agosto. Un dato que está muy condicionado por las oscilaciones que sufren las contrataciones en los meses de verano en sectores como la hostelería o el comercio, por lo que la tasa desestacionalizada (que elimina los efectos del calendario y de las contrataciones estacionales) refleja que el número de cotizantes subió en 35.072 personas y se situó en 17,14 millones, lo que supone el mejor dato desde enero de 2012.

El fin de un gran número de contratos ligado a la temporada turística es lo que ha provocado que el número de parados registrados en los servicios públicos de empleo haya crecido en 26.087 personas y se haya situado en 4,09 millones de personas. Es el segundo mes consecutivo en el que el número de desempleados crece y rompe la tendencia descendente registrada en 2015.

El inicio del curso escolar y de la vendimia impulsa las contrataciones y compensa la caída en hostelería y comercio

De esta manera, el propósito de cerrar la legislatura con mejores datos de paro y de afiliación que los registrados en noviembre de 2011, cuando accedió al Ejecutivo, parece todavía posible. Hace casi cuatro años, el número de afiliados con ajuste estacional fue de 17,22 millones y el de parados fue de 4,42. La evolución del mercado laboral va en línea con las previsiones del Ejecutivo. Entre septiembre de 2014 y 2015, el número de empleos creados en todos los regímenes (asalariados, autónomos, mar y carbón) ha sido de 528.112, cerca de los 600.000 previstos anualmente para 2015 y 2016.

El secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo, negó que se esté ralentizando la mejora del mercado laboral pese al mal dato de paro registrado. “No se está hablando de un incremento de paro de 100.000 personas como ocurrió en 2011, se está hablando de un aumento que está en el rango de lo normal y es la mitad del aumento medio de los últimos ocho años”, precisó en la rueda de prensa para valorar esos datos. Riesgo detalló que el paro siempre ha subido en septiembre y solo ha habido tres ejercicios en los últimos veinte en los que no se ha incrementado.

Los datos de afiliación muestran como la destrucción de empleo registrada en hostelería (48.449), comercio (28.641) y Administración Pública (12.506) se ha visto compensada por las contrataciones en Educación (62.420) y en agricultura (35.895). En el primer caso, las contrataciones han estado muy ligadas al inicio del curso escolar y suponen un crecimiento sustancial frente a la subida registrada en septiembre de 2014 (54.236). En el segundo caso, el empleo agrario se ha visto impulsado por el inicio de la vendimia y de la campaña de recogida de frutas y hortalizas en las autonomías del Mediterráneo. Especialmente llamativo ha sido el crecimiento de la afiliación en las dos autonomías en el que el vino tiene un mayor peso en sus economías. Es el caso de La Rioja, con 3.554 nuevos cotizantes (un 3,01% más respecto a agosto) y Castilla-La Mancha, con 17.162 altas (un 2,71% más).

Impulso a los contratos indefinidos

En septiembre se registraron 1,79 millones de contratos, un 9,9% más que en el mismo mes de 2014. De esta cantidad, 152.928, el equivalente al 8,5% del total, fueron de carácter indefinido, lo que supone la cifra más alta desde octubre de 2008 y un alza del 10,4% respecto a septiembre del año pasado.

Dentro de los contratos fijos, 81.876 fueron a tiempo completo, un 11,8% más que en septiembre de 2014, y 71.052 fueron a tiempo parcial (+8,7%). La contratación indefinida a tiempo completo acumula un incremento hasta septiembre del 15,8%, mientras que la contratación fija a tiempo parcial se ha incrementado en este periodo un 10,4%. En el noveno mes del año se realizaron más de 1,6 millones de contratos de carácter temporal, de los que el 22,6% eran eventuales por circunstancias de la producción y el 28,8% de obra o servicio. Además, los contratos temporales con jornada a tiempo parcial ascendieron a 586.428 (el 32,66%).

Solo el 59% de los parados recibe ayudas

La estadística que elabora el Ministerio de Empleo constata que el gasto en prestaciones por desempleo sigue cayendo con fuerza en paralelo al ajuste en el número de beneficiarios. En septiembre, el gasto en estas ayudas cayó un 13,6% y se situó en 1.750 millones frente a los 2.025 millones del mismo mes de 2014. Una inyección muy importante para las arcas públicas que ha tenido su reflejo en los Presupuestos Generales del Estado para 2016, con un ahorro de 5.500 millones con respecto al anterior ejercicio en este tipo de prestaciones.

En el otro lado, el número de parados que reciben ayudas va cayendo. La tasa de cobertura, que mide el porcentaje de desempleados que reciben ayudas contributivas o no contributivas, ha bajado hasta el 58,93% del total. Este porcentaje ha ido bajando con fuerza desde 2011. En septiembre de ese año era del 71,05%;en 2012 bajó al 67,31%; en 2013 del 64,46 y en 2014 del 60,45%. Un ajuste del 19% en tan solo cuatro años.

Normas