Aspira a ser el primer banco de un millón de familias con su nueva estrategia

Popular busca captar 200.000 nuevos clientes en tres años

La nueva estrategia comercial de servicios y comisiones cero que ultima Banco Popular busca elevar su cuota del 3% al 4% en el mercado de clientes particulares.

Miguel Ángel Luna, subdirector general y director de banca de clientes de Banco Popular.
Miguel Ángel Luna, subdirector general y director de banca de clientes de Banco Popular.

"No es una campaña, no es un producto, es una estrategia para convertirnos en el banco de las familias”, expone Miguel Ángel Luna, director de banca de clientes de Banco Popular, sobre “Tenemos un plan”, la nueva ofensiva comercial que la entidad lanzará oficialmente el próximo día 15.

La idea, detalla, es “extrapolar el modelo para pymes”, segmento en el que Popular domina un 17% del mercado nacional, “adaptándolo de forma diferente para los particulares”. El principal objetivo es que la entidad se convierta en el banco de referencia de un millón de familias en un plazo de tres años.

Para ello, Banco Popular aspira a captar a 200.000 nuevos clientes particulares en dicho periodo, lo que supondría elevar su cuota en el segmento del 3% al 4%, según sus previsiones más “conservadoras”. En paralelo, la entidad tratará de incrementar la vinculación de su actual cartera de clientes, entre los que el objetivo claro son los tres millones de personas que ya posee una cuenta en la firma.

Todos ellos están recibiendo estos días la información referente al nuevo programa y aquellos que cumplan los requisitos de vinculación pasarán a disfrutar de sus ventajas inmediatamente desde el próximo día 15 de octubre.

Parte de la estrategia de captación pasa por ofrecer las ventajas del plan a las parejas o familiares de los beneficiarios, aunque estos no cumplan todos los requisitos. Pero la estrategia en sí ya va dirigida a multitud de colectivos diferentes, con distintos programas centrados en menores de edad; jóvenes de 18 a 28 años, con o sin nómina; ahorradores con más de 60.000 euros; particulares que domicilien su nómina o pensión; clientes premium que cumplan con las dos categorías anteriores; autónomos; y personas con rentas de más de 150.000 euros, que pasarían a formar parte del perfil de banca personal Óptima.

A todos ellos se les eximirán de las comisiones más habituales, como las de mantenimiento de sus cuentas y tarjetas de débito; se les permitirá incurrir sin coste en un descubierto por el valor de su nómina; y otra serie de ventajas financieras en función de su grado de vinculación.

Por otra parte, Popular ha llegado a acuerdos comerciales con medio centenar de empresas para ofrecer a estos clientes descuentos en luz (de hasta el 10%); telefonía; combustible (4%); viajes (5%); ocio (de hasta el 20%); tecnología (10%), restauración o mobiliario.

La entidad busca diferenciar su oferta potenciando también nuevos servicios. Para ello, también pone en marcha una plataforma que facilitará a los clientes desde un fontanero a un cuidador para mayores, pasando por reservarles un viaje o tramitarles el alta de un asistente del hogar en la Seguridad Social.

Como parte de la estrategia de captación, todos los nuevos clientes de Popular podrán disfrutar de las ventajas del programa durante los primeros seis meses aunque no cumplan los requisitos.

Normas
Entra en El País para participar