La tasa de ahorro cae al 15,2% de la renta

La crisis se ha llevado por delante el 12,6% del consumo

Una imagen muestra dos monedas de euro.
Una imagen muestra dos monedas de euro. EFE

El consumo privado en España ha caído un 12,6% en términos reales desde el primer trimestre de 2008, coincidiendo con el crecimiento máximo anterior a la crisis, y el primer trimestre de 2013, el punto mínimo de la recesión, según los cálculos del Banco de España, que indica que desde entonces y hasta el inicio de 2015, el gasto de los hogares en bienes y servicios de consumo ha repuntado ya un 4,8%.

En su boletín económico del mes de septiembre, apunta que las fluctuaciones del consumo no se distribuyen de forma proporcional entre los distintos tipos de bienes y servicios, sino que la reducción del gasto en momentos de crisis suele recaer en mayor medida sobre los bienes duraderos y sobre los bienes no esenciales.

En cambio, existen productos cuya elasticidad ante cambios en la renta es reducida porque responden a la cobertura de necesidades vitales básicas, mientras que otros presentan un elevado grado de rigidez por la presencia de contratos suscritos en periodos precios que no son inmediatamente revocables, como por ejemplo un crédito hipotecario o un contrato de alquiler.

En este contexto, los datos del Banco de España muestran que en la etapa de bonanza que va desde 1996 a 2007, el promedio anual de crecimiento del consumo fue del 3,6%, mientras que en la etapa de crisis entre 2008 a 2013, se redujo un 1,9% de media anual.

Por tipo de bienes, el consumo de los bienes no duraderos de primera necesidad se redujeron una media del 0,8% anual (frente al incremento del 1,4% en la etapa de bonanza), mientras que la caída del gasto en los bienes no duraderos y no esenciales fue del 2,9% anual (frente al incremento del 3,6% en la etapa de crecimiento del PIB).

Tasa de ahorro


La tasa de ahorro de los hogares e instituciones sin ánimo de lucro se situó en el 15,2% de su renta disponible en el segundo trimestre del año, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según las Cuentas Trimestrales no Financieras de los Sectores Institucionales, esta tasa es seis décimas inferior a la registrada en el mismo período de 2014.

El ahorro bruto generado por los hogares entre abril y junio fue de 28.590 millones de euros, frente a los 30.143 millones del segundo trimestre de 2014.

En el segundo trimestre, la renta bruta disponible de las familias e instituciones sin ánimo de lucro se cifró en 184.301 millones de euros, un 2 % superior a la del mismo periodo de 2014.

Este crecimiento se debió a un aumento del 3,7 % del saldo de rentas primarias del sector, debido a que el excedente y renta mixta brutos aumentó el 3,5% y a que la remuneración percibida por los asalariados lo hizo un 3,6%.

A su vez, el saldo neto de las rentas de la propiedad percibidas (intereses o dividendos, entre otras) fue un 5,5% superior al registrado en mismo trimestre del año pasado.

Este incremento interanual de la renta disponible del sector se produjo a pesar de que la cuantía pagada en concepto de impuestos corrientes aumentó el 11,3% y la de cotizaciones sociales, el 2,3%, al tiempo que las prestaciones sociales percibidas se redujeron el 0,2% y el saldo neto de otras transferencias corrientes, el 28,4%.

El gasto en consumo final de los hogares durante el segundo trimestre se estimó en 155.978 millones de euros, un 2,7% más que en el mismo período de 2014.

Si se consideran periodos móviles de cuatro trimestres, la tasa de ahorro de los hogares ascendió al 9,4% de su renta disponible, frente al 9,5 % del trimestre anterior.

El ahorro generado por los hogares fue suficiente para financiar su inversión, por lo que durante el segundo trimestre el sector registró una capacidad de financiación de 22.967 millones de euros, frente a los 24.321 del mismo trimestre de 2014. 

Normas