La compañía desciende un 25% en una semana

Consulta si tu fondo está atrapado por Volkswagen

Consulta si tu fondo está atrapado por Volkswagen Ampliar foto

Hasta el pasado 21 de septiembre, día en el que estalló el escándalo de las emisiones de gas, Volkswagen era uno de los valores preferidos por las gestoras tanto nacionales como internacionales. De hecho, era frecuente encontrar esta cotizada como una de las que más peso tenía dentro de las carteras europeas. Bestinver, BlackRock, Fidelity o Ahorro Corporación son solo algunos de los ejemplos de gestoras que se decantaban por el valor para jugar la carta de la renta variable.

No obstante, algunas gestoras como Gesconsult decidieron vender sus posiciones mucho antes del estallido de la crisis. En concreto, a mediados de julio “tras la publicación de resultados del primer semestre, en los que la compañía rebaja sus expectativas de entregas de vehículos desde moderado crecimiento a al nivel del año anterior por China", aclaran desde la firma. Lo que hasta el momento era percibido como una ventaja podría convertiste en un handicap después de las caídas acumuladas por la compañía en las últimas siete sesiones.

Según datos recogidos por Bloomberg, la gestora española en la que la automovilística tenía más presencia era Bestinver. A cierre de junio de 2015, hasta cuatro fondos de esta gestora poseían acciones de Volkswagen. De todos ellos, en el que más presencia contaba era en Bestinver Internacional (en el año el fondo acumula una rentabilidad del 4,67%) que, de acuerdo a la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en los primeros seis meses de 2015 incrementó su peso en Volkswagen, en detrimento de BMW, con la compra de títulos por importe de 63,6 millones.Esto le sirvió para que la cotizada tuviera un peso en su cartera del 5,31% frente al 1,96% del mismo periodo de 2014.

Le sigue Bestinfond, que a cierre de junio había adquirido 131.959 títulos que le permitieron incrementar su presencia en cartera hasta el 4,5% del total de las inversiones; Bestvalue (con un peso del 4,5%) y Bestinvert Mixto internacional (3,37%).

Por su parte, Ahorro Corporación dispone también de cuatro productos de inversión colectiva que incluyen en su portfolio al fabricante de automóviles. El peso en cartera de la compañía en estos vehículos de inversión colectiva oscila entre el 2,94% que tenía Ahorro Corporación Eurofondo a cierre de agosto, y el 2,32% de Ahorro Corporación Inversión Selectiva.

Aunque los ejemplos anteriores son ilustrativos de la importancia que para algunas firmas tenía la automovilística, el producto que en el que la cotizada alcanzaba un especial protagonismo es en la sicav GBI 9.000, cuyo depositario es Bankinter. El perfil de riesgo de esta sociedad es muy alto, y según los comunicado al regulador a cierre de junio su peso en el portafolia del producto alcanzaba el 7,46% después de haber adquirido acciones por importe de 208.000 euros.

De hecho, es significativa la fuerte presencia de la compañía automovilística germana en las carteras de numerosas sicav que confiaron en ella por su posición de liderazgo en el sector y aparente solidez de su negocio. Bolsagar sicav, gestionada por Dux Inversores, tenía a cierre del primer semestre del año, últimos datos conocidos, acciones de Volkswagen por 250.000 euros que representaban un 4,68% del total de su patrimonio.

ING Valores 3 Abril, gestionada por Bankinter (3,96%); Grupo de Inversiones Gestión 10, de Invercaixa Gestión (3,96%); Wilmington Capital (3,76%) de Bankinter; Semob 2001 (3,73%) y BogeyInversiones (3,73%), de Santander AM, o KersioCapital (3,3%), de Bankinter, son otras sicav que cuentan con acciones de Volkswagen en su cartera, según datos de la agencia Bloomberg.

Pero no solo los fondos o Sicav españoles se han sentido atraídos en los últimos meses por la compañía automovilística germana. Por ejemplo, el fondo austriaco K2005ExclusivFond, gestionado por Kepler, tenía a finales del año pasado una participación en Volkswagen que suponía el 12,3% de su cartera.

Entre los fondos internacionales más expuestos a la empresa alemana están también el fondo de BlackRock Ishares Stoxx Europe 600 automobiles&Parts Ucits ETF, para la que Volskwagen suponía más del 9% de su cartera a comienzos de septiembre; el Julius Baer-Santander Deutsche Aktien (8,3%); el ETFOddo Proactive Europe, de Oddo AssetManagemente (8,2%); el ETFRBS Market AssesEicimetalIndex Ucits (8,2%), entre otros muchos productos de inversión que pueden sufrir pérdidas por el desplome de la automovilística alemana.

El gigante alemán sigue a la baja y arrastra al sector

Ayer era el turno de que los inversores evaluaran los cambios efectuados en la dirección de Volkswagen el pasado viernes. De momento, el grupo se ha limitado a reorganizar su cúpula directiva tras el estallido del escándalo, pero de las explicaciones que justifiquen el falseamiento de las emisiones no se conoce nada.La falta de información y las dudas que persisten sobre cuántos vehículos podrían estar afectados pesó un día más sobre la cotizada que se anotó una caída del 7,46% hasta los 99,3 euros por acción, mínimos de octubre de 2011. Desde que el 18 de octubre comenzaran a surgir los primeros rumores de crisis en la primera automovilística se deja en Bolsa un 38,8%.

Los descensos del grupo volvieron a arrastrar un día más al resto de la industria en elViejo Continente. En concreto, ayer el sector de automóviles cayó un 3,64%.Después de varias sesiones consecutivas siendo el que peor comportamiento registra, ayer fue superado por el de materiales básicos que cayó un7,6% arrastrado por Glencore.

Por cotizadas, Porsche, propietario del50,7% de Volkswagen, volvió a situarse a la cabeza de los descenso.En concreto, el fabricante de deportivos de alta gama cedió ayer un 6,9%. Con esta caída, la compañía pierde en Bolsa un 37,4% desde el 21 de septiembre. A Porsche le siguieron la francesa Peugeot (-5,2%) y la italiana Fiat (-4,95%).

Como viene siendo habitual desde hace una semana las automovilísticas no son las únicas a las que la crisis les pasa factura. Los fabricantes de componentes para autos comoFaurecia (-5,1%), Rheinmetall (-4,4%) o GKN (-2,39%) y fabricantes de neumáticos como Continental (-2,48%) o Michelin (-2,41%) también sufren las consecuencias.

Normas