La compañía marca mínimo histórico, hasta los 68,62 peniques

Glencore cae un 30% en Bolsa por las dudas sobre su deuda

La firma ha perdido unos 4.764 millones de euros de valor en el mercado

Glencore cae un 30% en Bolsa por las dudas sobre su deuda

Las acciones de Glencore han caído un 29,42%, hasta los 68,62 peniques -su mínimo histórico-, ante el miedo en el mercado de que la compañía pueda resistir una caída prolongada en los precios de los metales, ha informado Reuters.

Las acciones de la firma se han devaluado un 75% en lo que va de año, pérdidas que se produjeron mientras Glencore se encuentra inmersa en un proceso de suspensión de dividendos, ampliación de capital y venta de activos para conseguir liquidez y recortar su deuda en unos 9.000 millones de dólares. De esta forma, Glencore pretende proteger su rating ante el descenso de precios de sus principales productos: cobre y carbón.

La caída ha afectado también al sector minero, el cual sufre por la ralentización de los mercados emergentes y el precio de las materias primas.

Los inversores tienen en cuenta una nota de Investec que genera dudas sobre la valoración de Glencore si los precios del metal no mejoran. Este informe señala altos niveles de deuda y la necesidad de una profunda reestructuración: "Si los precios de las 'commodities' permanecen en el actual nivel y no se lleva a cabo una reestructuración substancial, el valor de Glencore y Anglo American podrían evaporarse".

Desde su fusión en 2013 con Xstrata, por aquel entonces primer exportador de carbón y cuarto productor de cobre, Glencore se considera el líder mundial de la producción y distribución de materias primas. A su vez, Xstrata había adquirido en 2001 Asturiana de Zinc, lo que le había permitido ampliar su diversificación y conquistar el liderazgo en el sector del zinc.

La salida a Bolsa que Glencore protagonizó en 2012 destacó no solo por la dimensión de la colocación, la mayor en el mercado londinense hasta aquel entonces, sino también porque hizo salir a la luz la presencia de un directivo español, Daniel Maté, cuya existencia se desconocía. Al controlar un 6% de la compañía, y gracias a esta operación, aquel año Maté pasó a ser declarado por Forbes cuarta mayor fortuna de España, por encima de Juan Roig, Florentino Pérez o Emilio Botín. Sin embargo, no fue el único directivo que salió beneficiado de aquel estreno.

Glencore fue fundada en 1974 por el multimillonario de Marc Rich, cuyo verdadero nombre era Marcell David Reich. Fue acusado en Estados Unidos de varios delitos financieros, entre ellos evasión fiscal y comercio ilegal con Irán. Rich, sin embargo, no fue juzgado nunca, porque en 2001 el presidente Bill Clinton le concedió el indulto, coincidiendo esta decisión con el último día de su mandato en la Casa Blanca. El empresario vendió Glencore a sus directivos en 1994.

Normas