Breakingviews

No teman: la Fed actuará con lentitud

No debe cundir el pánico entre las personas expuestas a los mercados globales a causa de la Reserva Federal. Aunque la Fed retrasó nuevamente el incremento de los tipos de interés a principios de este mes, la presidenta Janet Yellen defendió con más firmeza que nunca el jueves por la noche una subida este año. Pero incluso cuando eso suceda, las subidas se realizarán a un ritmo más lento que nunca.

A algunos inversores les preocupa que el banco central de Estados Unidos quiera elevar rápido los tipos a un nivel históricamente más normal. Sin embargo, tomando la palabra a Yellen, no hay casi ninguna posibilidad de que ese tipo de patrón se dé en esta ocasión. En su discurso el jueves, señaló que se espera que la inflación se mantenga por debajo del objetivo del 2% a largo plazo de la Fed durante un tiempo, los mercados deberían esperar que los tipos aumenten “a un ritmo muy gradual en los próximos años”.

Yellen defendió con más firmeza que nunca una subida en los tipos de interés de la Reserva Federal para este año

Las proyecciones del Comité Federal de Mercado Abierto la respaldan. La media de las últimas previsiones de los miembros del Comité habla de un incremento en las tasas de menos de 2,5 puntos porcentuales a finales de 2017. Además, ven una subida en la tasa de interés de fondos federales de apenas un 3,5% a largo plazo. Eso apunta a una trayectoria más plana para los tipos de lo registrado en cualquier otra elevación tras una recesión desde, al menos, la década de los cincuenta.

Mientras tanto, los operadores solo han sido persuadidos parcialmente por las últimas sugerencias de Yellen. Los precios de los fondos de la Fed el viernes seguían implicando una pequeñísima oportunidad de un alza de tipos para la última reunión del Comité este año, fijada del 15 al 16 de diciembre.

Los participantes del mercado no corren peligro de que la temperatura suba lentamente hasta el punto de ebullición en pequeños incrementos inadvertidos. Tal y como está funcionando la Fed, los operadores pueden estar tranquilos, incluso después de que la Fed pase a un calor suave: terminarán en un jacuzzi cómodo, no en agua hirviendo.

Normas