El selectivo cede un 1,93% y pierde los 9.300 puntos

El Ibex 35 cae a mínimos de dos años, ¿qué ha pasado?

Entrada en la Bolsa de Shangai.
Entrada en la Bolsa de Shangai.

El mercado parece cada vez más acompasado a la estación del año recién estrenada. Las acciones caen como se desprenden las hojas de los árboles y las compras de los inversores se reducen a la misma velocidad que las horas de luz en las tardes otoñales. La jornada, que ha empezado con la misma indecisión que las sesiones anteriores, acaba con una avalancha de órdenes de venta en toda Europa. Más que de otoño, la jornada ha parecido invernal.

El Ibex 35 desciende un 1,93% hasta los 9.291,4 puntos. Es un nuevo mínimo desde diciembre de 2013. El selectivo español cae ya un 9% anual y pierde el soporte de los 9.370 puntos. Roberto Prieto, analista técnico de Noesis, destaca que “el índice presenta una referencia clave de largo plazo en los 9.200-9.232 puntos; por debajo podría generar primeros signos de debilidad que se confirmarían con la pérdida de los 9.000 puntos”. En esta situación, añade, “podría descender hasta los 8.275 o incluso los 7.500 puntos”.

Solo han cerrado en verde Indra (+0,92%), Sacyr (+0,54%), Repsol (+0,3%) y Enagas (+0,22%). Las mayores caídas son las de Dia (-3,41%), Mapfre (-3,54%) y Gamesa (-3,59%). Abengoa cede un 3,79% a pesar de que ha llegado a subir un 10% tras cerrar su ampliación de capital.

En terreno negativo están también los otros índices europeos. El Dax alemán ha vuelto a verse perjudicado por las caídas de un gigante automovilístico, aunque esta vez ha sido BMW, que ha cedido un 5,3% tras conocerse una información que cuestionaba las emisiones de algunos de sus coches. El índice germano cotiza en mínimos de enero tras caer un 1,9%.

Todavía en terreno positivo anual y por encima del suelo que tocaron el lunes negro, (24 de agosto), día de pánico en los mercados, están el Cac francés ( que hoy cede un 2%) y el Mib italiano (–2,1%).

IBEX 35 9.280,10 -0,26%

Miedo a una recesión

¿Qué razones explican estos fuertes descensos? Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4, señala que “tras la decisión de la Fed de mantener los tipos de interés, el mercado parece descontar directamente un escenario de recesión, a pesar de que los datos no se han deteriorado como para esperar esto.Creemos que es una sobrerreación, pero el mercado es soberano y el miedo es libre”.

Más allá de causas puntuales, como el escándalo que envuelve a Volkswagen y amenaza con contagiar al resto del sector, parece claro que el temor a un frenazo global se ha apoderado de los inversores y no está claro qué puede revertir la situación. Desde Bank of America Merril Lynch avisan de que “los mercados podrían tener que escalar un muro de temores en los próximos meses hasta que haya más claridad sobre el impacto de los mercados emergentes en las perspectivas de crecimiento global y la política monetaria”.

Miguel Ángel Paz, de Unicorp, piensa que “si la Bolsa no ha tocado suelo, no anda lejos”. En su opinión, "las valoraciones de la renta variable europea se han rebajado lo que, combinado con el buen crecimiento de beneficios, podría generar interesantes puntos de entrada y hay que tenerlo en cuenta”. En esta idea coincide la mayoría de los expertos, aunque lo cierto es que nadie se atreve a aventurar hasta dónde caerán las Bolsas.

El sector de la automoción, dañado

El miedo a una ralentización del crecimiento mundial por culpa de China es la sombra de fondo que oscurece el horizonte de las Bolsas. Pero hay otras que han nublado hoy a los inversores, como las caídas generalizadas del sector automovilístico, que también ha penalizado al Nikkei japonés, que llevaba dos sesiones cerrado por festivo en el país nipón. Suzuki ha cedido esta noche un 4%, Nissan, un 2,5% y Honda, un 2,95%. El índice nipón ha cerrado con un descenso del 3%. En Europa, el sector de automoción desciende mlás de un 3%.

Los inversores europeos han hecho oídos sordos a las caídas en Asia en la apertura, ayudados por un buen dato de confianza empresarial alemana del índice Ifo (108,5 desde 108,3). Pero las compras han durado poco. Los ascensos han perdido pronto fuerza y las órdenes de venta han ido ganando terreno en el Viejo Continente, aceleradas por las crecientes caídas de Wall Street, que han llegado a superar el 1,5% en los principales índices de la Bolsa estadounidense.

Debilidad de los emergentes

China no es el único país emergente al que vigilan de cerca los mercados. Otro país que inquieta mucho es Brasil, donde la oposición pretende abrir en el Congreso un proceso destinado a la destitución de la presidenta Dilma Roussef por los escándalos de corrupción. La investabilidad política crece y el Ibovespa, principal índice bursátil del país, ha llegado a caer más de un 2%.

Aunque el Banco de Brasil ha vuelto a intervenir en el mercado para proteger al real, la divisa se deprecia un 1,5% frente al dólar. También caen hoy hasta mínimos históricos el rand sudafricano, la lira turca y el peso mexicano.

El miedo a un menor crecimiento de las economías emergentes es a su vez una de las razones que explica las caídas del petróleo. Hoy,  el barril de crudo Brent  se mantiene estable tras las caídas de aer.

En el mercado secundario de deuda, el interés del bono español a diez años sube al 1,98%, con la prima de riesgo en los 138 puntos. La sorpresa de la jornada ha corrido a cargo del Banco de Noruega, que ha rebajado, contra pronóstico, los tipos al 0,75%.

El euro se aprecia hoy hasta los 1,12 dólares.

Normas