Yellen y los buenos datos de EE UU calman a las Bolsas

El Ibex 35 rebota un 2,4%, pero se deja un 3,3% en la semana del ‘dieselgate’

Agentes de Bolsa trabajan en la Bolsa de Seúl, Corea del Sur.
Agentes de Bolsa trabajan en la Bolsa de Seúl, Corea del Sur. EFE

Lo último que podían esperar los inversores hace una semana era que un sofisticado y fraudulento sistema para manipular las emisiones contaminantes de los motores diesel de Volkswagen se añadiría a la lista de obstáculos que tienen su camino. El Dieselgate se suma a China y el temor que infundió la Reserva Federal en su reunión de la semana pasada al decidir no subir los tipos de interés por la debilidad de los mercados emergentes. El desplome del sector automovilístico ha añadido más leña al fuego de las Bolsas europeas en una semana, por lo demás, que empezó como termina, con los inversores dándole vueltas a las palabras de Janet Yellen, presidenta de la Fed.

IBEX 35 8.701,50 0,97%

El mensaje central del discurso de Yellen en la Universidad de Massachusetts, que se produjo ayer  ya con Wall Street cerrado, fue que el banco central estadounidense subirá el precio del dinero en 2015. “La mayoría de los miembros, incluida yo misma, anticipamos actualmente que la subida inicial de los tipos de interés se producirán más adelante este año”, declaró. O sea, más o menos lo mismo que dijo la semana pasada. Pero el tono de esas palabras ha servido esta vez para tranquilizar, al menos temporalmente, a unos mercados que habían interpretado la decisión de la Fed de mantener el precio del dinero como una inquietante señal de alarma. Con todo, según las expectativas del mercado recogidas por Bloomberg, solo un 18% de los expertos cree que los tipos de interés subirán en octubre; un 47,5% espera el incremento para diciembre y un 55,9% lo pospone ya para enero.

Las Bolsas han subido con fuerza gracias a estas palabras de la presidenta de la Fed, la revisión al alza del crecimiento de Estados Unidos en el segundo trimestre al 3,9%, desde el 3,7% esperado, y un dato de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan que también ha superado las expectativas. El Ibex 35 remonta hoy un 2,45% hasta los 9.519,5 puntos. Pese a ello, el selectivo español desciende un 3,3% semanal. De momento, ha logrado recuperar el relevante soporte técnico de los 9.370 puntos, perdido ayer. Ahora está por ver si los mínimos del jueves se consolidan como suelo.

Hoy, los mejores valores son Gamesa (+5,06%), Amadeus (+4,36%) e IAG (+4,05%), mientras que las mayores caídas se las anotan Abengoa (-6,61%), OHL  (-2,69%) y ArcelorMittal (-1,64%).

En las otras Bolsas europeas la jornada del viernes también ha sido claramente alcista, pero tampoco allí se han logrado borrar los números rojos del balance semanal. El Dax alemán avanza un 2,8% en la sesión. También rebotan el Cac francés (+3,3%) y el Footsie británico (+2,4%).

El sector automovilístico ha sido el principal lastre de las Bolsas del ViejoContinente. Es, de hecho, el peor sector de la semana en el Stoxx 600 al perder un 11%. Volkswagen, castigado por manipular sus motores diesel para hacer ver en las revisiones que contaminaban menos de lo que decían, desciende un 33,8% en las cinco últimas sesiones. La compañía germana ha arrastrado tras de sí al resto de compañías del sector. BMW, a la que una información de la revista Auto Bild puso también bajo sospecha, cae un 7,4%; Porsche, un 32%; Peugeot, un 15% y Renault, un 11%. 

Aunque hoy Volkswagen ha vuelto a anotar descensos, el mensaje de Yellen y los sólidos datos enEstados Unidos han tenido un efecto fulgurante en las Bolsas. También se ha sentido su efecto en el mercado de divisas. El dólar llevaba todas las semanas perdiendo posiciones frente al euro, pero hoy se deprecia un 0,2% hasta las 1,11 unidades del billete verde al dejar claro la presidenta de la Fed que sí se producirá una subida de los tipos de interés este año.

De la agitación que ha recorrido el mercado esta semana da una idea el movimiento de dinero de los fondos de inversión. Según estimaciones de Citi, en las cinco últimas jornadas han salido 3.300 millones de dólares de fondo de renta variable (sobre todo, emergente) mientras que se han registrado entradas en fondos de renta fija por valor de 394 millones. Es decir, menos exposición a activos de riesgo y compras de bonos.

Precisamente en el mercado secundario de deuda, no ha habido apenas rastro de la inquietud que los inversores mostraron hace una semana sobre las próximas elecciones autonómicas enCataluña. La rentabilidad del bono español a diez años pasa del 1,94% al 2,03%, aunque la prima de riesgo avanza 10 puntos básicos hasta los 138.

El barril de petróleo Brent, mientras, avanza un 1,5% en la semana hasta el entorno de los 48 dólares.

Normas