La ley permite sancionar a los cargos responsables junto con la empresa

Los directivos de VW se exponen a una multa de 1.600 millones en EE UU

Los directivos de VW se exponen a una multa de 1.600 millones en EE UU

La investigación sobre la manipulación de las emisiones de CO2 en los coches de Volkswagen en Estados Unidos no ha hecho más que empezar. Y el terremoto que está causando no solo va a tener castigo para el grupo sino que los directivos responsables del engaño se exponen a una multa milmillonaria.

El pliego de cargos de la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) afirma que este organismo “está autorizado para trasladar la materia al Departamento de Justicia de Estados Unidos para que inicie las acciones legales pertinentes”. Y acto seguido, destaca que “entre otras cosas, las personas que violen [y detalla exactamente el artículo pertinente] el Acta de Aire Limpio se enfrenta a una sanción por responsabilidad civil que asciende a un máximo de 3.750 dólares (3.328 euros) por cada delito perpetrado después del 13 de enero de 2009”, que es la fecha de matriculación de los vehículos para los que ya han encontrado pruebas de que infringieron esta ley. Para las infracciones perpetradas antes de esta fecha, la multa por cada uno asciende a 2.750 dólares (2.241 euros).

Si se toman como referencia los 482.000 vehículos afectados por estas malas prácticas, para los que la EPA considera que “hay evidencias suficientes para apuntalar las acusaciones”, la multa ascendería a 1.800 millones de dólares (1.600 millones de euros).

“Sumado a esta multa, cualquier fabricante que venda o introduzca en el mercado de algún modo un motor que no cumpla con las homologaciones de la EPA sobre emisiones de CO2 se enfrenta a una responsabilidad civil de 37.500 dólares por cada infracción”, dice el pliego de la EPA. De este párrafo se extrae la multa de hasta 18.000 millones de dólares a la que se enfrenta el grupo Volkswagen en conjunto en EE UU.

Los modelos afectados en Estados Unidos son el Volkswagen Jetta y Jetta Sportwagen, matriculados entre 2009 y 2015, el Golf (de 2010 a 2015), el Beetle y el Beetle convertible (de 2012 a 2015), el Passat (de 2012 a 2015) y el Audi A3 (entre 2010 y 2015). Pero estos son solo los que ha examinado la EPA hasta ahora, porque el propio organismo hace la salvedad de que “puede encontrar más infracciones mientras continúa la investigación”.

El consejo de supervisión del grupo Volkswagen hará pública hoy la lista de directivos a los que hará responsables del escándalo de las emisiones y que serán, casi con toda seguridad, apartados de la compañía.

Según fuentes consultadas por Reuters, el consejo despedirá, durante su reunión del viernes, a su consejero delegado en Estados Unidos, Michael Horn, y a los máximos responsables de investigación y desarrollo en Audi, Ulrich Hackenberg, y en Porsche, Wolfgang Hatz. El diario alemán Bild también avanzaba ayer la decisión de Volkswagen de prescindir de Hackenberg y Hatz tras el escándalo de la manipulación del software. Las fuentes consultadas por Reuters señalan que “la compañía despedirá a estos tres altos cargos, independientemente de que conocieran o no el proceso de manipulación de las emisiones”. “La compañía necesita empezar de cero”, afirmó el ya expresidente Martin Winterkorn cuando anunció su dimisión como alto cargo de Volkswagen y el consejo de supervisión se lo ha tomado en serio.

Según las fuentes, el consejo analizará los resultados iniciales de una investigación interna para determinar a los responsables de programar los vehículos diésel y comenzará a hacer pública la lista de modelos afectados en otros países del mundo.

Normas
Entra en El País para participar