Subastará pisos, muebles y la gestora para rebajar las pérdidas del acreedor

Banco Madrid aspira a lograr 300 millones por sus activos

Una vez cuente con el visto bueno del juez, el plan de liquidación de Banco Madrid supondría vender todos los activos de cara a la próxima primavera para saldar las deudas antes del verano.

Sede social de Banco Madrid.
Sede social de Banco Madrid.

El agujero que Banco Madrid dejará a sus acreedores cuando desaparezca se conocerá en los próximos meses. El plan de liquidación de la filial española de Banca Privada de Andorra, intervenida el pasado marzo por el escándalo de blanqueo de capitales que envuelve a ambas firmas, ha sido remitido esta semana por los administradores concursales al juez.

Se espera que este lo apruebe en un par de semanas, una vez vencido el plazo existente para realizar alegaciones.A partir de ahí, la hoja de ruta incluye la venta de todos los activos de la firma, desde sus oficinas a los muebles que hay en ellas pasando por la gestora de fondos del grupo o sus dominios en internet.

El objetivo es obtener más de 300 millones de euros con los que paliar parte del déficit patrimonial con el que se prevé se salde la liquidación. En otras palabras, reducir en lo posible la deuda que quedará sin pagar a los acreedores.

28 oficinas y un chalé adosado en Torrelodones

Buenas parte los activos que venderá Banco Madrid para hacer frente a sus acreedores son inmuebles. La lista la componen básicamente sus 18 oficinas en propiedad, entre las que destaca la de de calle Capitán Haya en Madrid, valorada en 7,64 millones, dos vecinas de mas de dos millones y otros locales en zonas destacadas de Marbella, Valencia, Pamplona, Sevilla, Zaragoza o Canarias. En el caso de la sucursal de Barcelona, en la avenida Diagonal, de la que posee toda la oficina excepto una planta que mantiene arrendada con opción a compra, la administración concursal apuesta por ejecutar este derecho para maximizar luego el posible retorno de la venta. La lista, sin embargo, incluye también un chalé adosado en Torrelodones, de 275.000 euros, sobre el que pesa una hipoteca de CaixaBank, y que Banco Madrid obtuvo al ejecutar una deuda.

La cifra que se obtendrán, en todo caso, podría ser mucho menor. Aunque el valor de liquidación la administración concursal concede a los 58 lotes que pondrá a la venta alcanza los 312 millones de euros en el mejor de los escenarios, los gestores de la liquidación ofrecerán parte de ellos desde un precio mínimo muy inferior, con el que el montante total a recuperar se rebajaría a 180 millones de euros.

Es más, las condiciones de subasta de parte de los activos establecen que si no hay éxito en la primera ronda de pujas se organizará una segunda eliminando el precio mínimo de venta y adjudicando las carteras al mejor postor, lo que minaría aún más los ingresos.

Un ejemplo de la fuerte variación que puede sufrir el montante recuperado lo ofrece la gestora de fondos de Banco Madrid. El valor de liquidación que los administradores Legal y Económico y Data Concursal conceden a esta oscila en una horquilla de entre 14,04 a 25,99 millones de euros.

Sin embargo, la firma se subastará desde un precio mínimo de 13,88 millones en un procedimiento que premiará fundamentalmente la puja más alta, pero que tendrá en cuenta también si el pago es o no en efectivo, si el comprador mantiene a la plantilla, si inyecta recursos adicionales a la firma o si presenta un plan de negocio.

Aunque la firma cuenta con interesados, destaca Renta4 a la que la CNMV designó como gestora provisional de sus fondos, la administración concursal de Banco Madrid contempla liquidar la gestora si las pujas no alcanzan el precio mínimo que se han fijado.

En el caso de Interdin Bolsa, el broker del grupo, el valor contable de la participación está establecido en los 9,35 millones de euros si bien al encontrarse en concurso de acreedores, los gestores de Banco Madrid ya han rebajado a cero su valor y simplemente permanecerán atentos al montante que se pueda recuperar en este otro proceso.

La administración concursal de Banco Madrid también subastará los 19 inmuebles propiedad de la firma (ver despiece) por un valor estimado de 29 millones así como el mobiliario y material informático de estas sucursales, con un valor estimado total de 1,8 millones y un precio mínimo de cero.

Los gestores de Banco Madrid tratarán de recuperar además 120 millones de euros en créditos a la clientela en los próximos meses, o venderán el lote restante a la entidad interesada en su recobro a comienzos del próximo año. La firma cuenta además con otros 68 millones de euros en títulos de renta fija y 15,4 millones más en otros instrumentos de inversión.

La idea, según fuentes cercanas al proceso, es liquidar progresivamente todos estos activos en distintas fases hasta el próximo mes de abril de 2016 para zanjar en junio el pago de la deuda a los acreedores.Sumado el valor de liquidación estimado para los activos a la venta y las partidas de liquidez que Banco Madrid conserva en depósitos en el Banco de España y otras entidades, sus gestores hablan de un valor de liquidación global de 484,49 millones.

Fuentes del sector estiman que, una vez que la entidad ha devuelto ya el saldo de fondos y Sicav que había bloqueado inicialmente, el concurso podría saldarse con un déficit mínimo. La dificultad para vender los activos a buen precio, reconocen sin embargo, es lo que amenaza con engrosar las pérdidas que los acreedores sufrirán definitivamente.

Normas