Se destinarán cerca de 4.800 millones a 90 proyectos de carreteras

México quiere pymes españolas para renovar su infraestructura

El país norteamericano necesita puertos petroleros y parques de energía renovable.

México quiere pymes españolas para renovar su infraestructura

 “La presencia de grandes empresas españolas de la altura de Gas Natural Fenosa, Iberdrola o Acciona es tremendamente importante para el país; pero las medianas son muy interesantes y debemos intentar atraer su inversión”.

Así comenzó la intervención de Ximena Caraza-Campos, directora para España de ProMéxico, en las jornadas técnicas de Infraestructuras del transporte y energía España-México. En su ponencia dejó claro que su país necesita financiación, que debe provenir de las pymes españolas y que las oportunidades están en las alianzas con las mexicanas.

Óscar Raúl Callejo Silva, director general de carreteras, puertos y energía en México, mostró especial interés por generar alianzas entre empresas mexicanas y españolas: “En todos estos años de relación con empresas constructoras, la gerencia española es lo mejor que me he encontrado”.

OHL, FCC o Rubau son algunas constructoras que  ya están en el país

La participación española en territorio mexicano ya es una realidad. En 2014, colaboraron en 75 proyectos de sectores diferentes, según de Pedro Canalejo, presidente de la Asociación de Empresas de Ingeniería, Consultoría, Medio Ambiente, Arquitectura y Servicios Tecnológicos de Madrid (Asicma).

Pero ahora el país azteca ofrece, más que nunca, grandes oportunidades de inversión. Tras 20 años de planificaciones, buscan su consolidación y proyectan la construcción y renovación de carreteras, puertos y plantas de energía, con especial inclinación por las renovables.

 Más autopistas y caminos rurales

México destinará 90.000 millones de pesos (algo más de 4.800 millones de euros) para la construcción y renovación de sus carreteras. En total, 90 proyectos, entre los que se incluyen 46 autopistas y 16 caminos rurales, entre otros.

“Las acciones dentro de los caminos rurales son importantísimas. Está demostrado que ganando en seguridad y desarrollo de las vías también se gana en educación, empleo y comercio”, dijo Callejo Silva.

Actualmente, la inversión española alcanza los 2.500 millones de euros en dicho sector. OHL, FCC o Rubau son algunas de las constructoras que se encuentran ya actuando en el país.

En el terreno de los puertos, se construirán hasta 2018 cuatro infraestructuras petroleras, así como cinco ampliaciones de los ya existentes, con una inversión estimada en 500 millones de euros, de acuerdo con Alejandro Hernández Cervantes, director general del área.

Ximena Caraza, Roberta Lajous, Carlos Prieto y Pedro Canalejo, en la Cámara de Comercio de Madrid.
Ximena Caraza, Roberta Lajous, Carlos Prieto y Pedro Canalejo, en la Cámara de Comercio de Madrid.

José Trigueros Rodrigo, director general de carreteras e infraestructuras de la Comunidad de Madrid, destacó el desempeño de los ingenieros en este campo: “Lo que los españoles somos capaces de hacer en el mar no es capaz de hacerlo prácticamente nadie”. Y puso, como ejemplo, el puerto de La Coruña.

En el ámbito de la energía, Gabriel Heller, director general de relación con inversores y promoción de la Secretaría de Energía, y Efraín Villanueva, director general de energías limpias, insistieron en la seguridad de plan energético y en la necesidad de apostar por las fuentes limpias.

El gobierno mexicano ha creado un fondo para que los dos millones de mexicanos sin energía tengan acceso a ella al término de su administración.

“Existen localidades pequeñas, poco accesibles a las que no llega la electricidad. Con la gestión de las pérdidas del mercado negro (fraudes y robos eléctricos) se va a crear un fondo para que esto cambie”. Además, anunció una fiscalidad más atractiva para estimular la participación de la inversión privada en materia de renovables.

En México, las plantas hidroeléctricas son las fuentes principales de energía limpia, pero las autoridades insistieron en la necesidad de apostar por este tipo de inversiones, incluyendo a la nuclear y la cogeneración.

Cultura y lengua común

Para facilitar estas relaciones, y con el fin de aportar un mayor respaldo crediticio a las pymes, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, firmó en junio pasado varios acuerdos institucionales durante su visita a España.

Una cita que fue recordada en el inicio de la jornada celebrada en la Cámara de Comercio de Madrid. Su director, Carlos Prieto, no dudó en rememorar las palabras que el rey Felipe VI pronunció en dicha ocasión: “Sois socios, amigos, compañeros y aliados”.

Roberta Lajous, embajadora de México en España, valoró también la experiencia española en el sector de infraestructuras: “La cultura y la lengua común nos unen, nos facilitan el trabajo y nos hace que tengamos una relación que no tenemos con casi ningún otro país”.

Canalejo, de Asicma, fue el encargado de presentar y presidir las distintas mesas de la jornada, lo que aprovechó para expresar su preocupación por la formación de los ingenieros: “Estamos preocupados por buscar la excelencia en este campo.

En España la formación técnica es importante, pero los conocimientos en idiomas, marketing, comunicación y finanzas deben ser incluidos en las carreras. Los alumnos se ven obligados a alargar dos años su formación para poder interiorizar estas materias”. Finalmente, apeló al apoyo empresarial para alcanzar estos objetivos. 

Normas