El Consejo Constitucional rechaza un recurso de la compañía

El Constitucional francés confirma la prohibición de UberPop

El cartel "La profesión está en peligro. No a la competencia desleal" colocado en el parabrisas de un taxi durante el paro convocado por el sector en París contra la plataforma Uber.
El cartel "La profesión está en peligro. No a la competencia desleal" colocado en el parabrisas de un taxi durante el paro convocado por el sector en París contra la plataforma Uber.

El Consejo Constitucional francés confermó este martes la prohibición de UberPop, filial de bajo coste de la plataforma estadounidense de transporte Uber en Francia, al rechazar un recurso presentado por esa compañía. El Constitucional consideró conforme a la ley el artículo del Código de transporte introducido en 2014 que prohíbe establecer un sistema que ponga en relación a los clientes con particulares dispuestos a realizar un servicio de transporte con afán de lucro.

En su primera reacción a través de un comunicado, Uber consideró que la decisión judicial es “evidentemente decepcionante”. “Vamos a seguir trabajando con el Gobierno para definir un marco reglamentario moderno y pragmático”, manifestó la plataforma.

El servicio de UberPop, que enlaza a chóferes no profesionales con particulares, suspendió sus actividades en julio en Francia por los fuertes enfrentamientos con el sector del taxi y con el Gobierno. Aquella decisión llegó después de que el director general de la compañía en Francia, Thibaud Simphal, y el responsable de Uber para Europa Occidental, Pierre-Dimitri Gore-Coty, fueran detenidos e imputados a espera de juicio por delitos como práctica comercial engañosa, organización de una plataforma ilícita de transporte y tratamiento ilegal de datos personales.

En España, el juzgado mercantil de número 2 de Madrid rechazó a principios de junio las medidas cauterales presentadas por Uber y reafirmó la prohibición de reactivar el servicio UberPop en Madrid. La compañía aterrizó a principios de 2014 en Barcelona y en septiembre de 2014 desembarcó en Madrid. A finales de año se vio obligada a cerrar cautelarmente su servicio UberPoP en España tras la sentencia del juzgado mercantil número dos de Madrid a instancias de una demanda de la Asociación Madrileña del Taxi.

Desde que se lanzó Uber en Europa en 2011, se ha encontrado con la oposición feroz de los servicios de taxi regulares que se quejan de competencia desleal al eludir las leyes locales sobre la concesión de licencias y seguridad. Hasta la fecha, Uber, con una valoración 40 mil millones de dólares, ha sido golpeado con mandamientos judiciales en Bélgica, Francia, Alemania, los Países Bajos y España.

Normas