Espabolsa ha rentado un 7,6% de media anual en la última década

Los cinco secretos del mejor fondo de Bolsa española

Visión a largo plazo, alineamiento de intereses y trabajo en equipo son fundamentales

El fondo ha logrado desmarcarse de las caídas del Ibex 35 en 2015 y ha rentado un 6,3%

Los cinco secretos del mejor fondo de Bolsa española

Un buen gestor puede tener un gran año. Un excelente gestor puede tener varios buenos años. Pero repetir ejercicio tras ejercicio entre los fondos con más rentabilidad de la categoría está reservado a las mejores firmas de inversión. Eso es lo que ha conseguido Aviva con su fondo Espabolsa, el mejor fondo de inversión de renta variable española durante la última década. Sus números hablan por sí solos. En los últimos 10 años, su rentabilidad media anual ha sido del 7,6%.

José Caturla, director corporativo de inversiones de la aseguradora Aviva en España, creó Espabolsa hace 15 años. Durante este periodo han pilotado el fondo algunos de los gestores más premiados, que después han sido fichado por grupos más grandes o han creado su propia gestora. Pero Caturla siempre ha estado allí. “El éxito de este fondo está basado en una serie de principios que cumplimos a rajatabla”, explica Caturla.

Talgo, Logista y BME, las últimas apuestas

Las correcciones que han sufrido las Bolsas desde finales del mes de agosto han servido a los gestores de Aviva Espabolsa para reforzar algunas compañías que ya tenían en cartera y entrar en nuevos valores, que con los precios rebajados sí que se presentaba como una buena opción de inversión.

“Un caso concreto de cómo hemos aprovechado esta oportunidad es Talgo. Es una empresa que nos gusta mucho, tras haber realizado un análisis en profundidad. Tuvo un mal resultado en su debut bursátil, pero eso no nos ha desanimado. De hecho, estamos aumentando nuestra exposición”, explica José Caturla, director de inversiones de Aviva. “También nos pasa con Logista. Con las caída que tuvo durante el mes de agosto, vimos que tenía todo el sentido entrar en el valor”. Este especialista también menciona a BME, Dia e Iberdrola como valores con potencial.

Al cierre de agosto, las principales posiciones de Aviva Espabolsa eran Baron de Ley (5,55%), Miquel y Costas (5,41%) y Amadeus (5,41%). Aunque entre sus elecciones hay un predominio de compañías pequeñas y medianas, Caturla explica que el tamaño de la empresa es algo que no es fundamental a la hora de invertir. De hecho, hay varios blue chips que están en la cartera del Espabolsa, como Telefónica, BBVA (el único banco), Repsol o Inditex.

Las previsiones del gestor para el final de ejercicio son relativamente optimistas. “Creemos que Europa lo hará mejor que Estados Unidos y que, después de las caída que hemos visto, las Bolsas no sufrirán nuevas correcciones, salvo que surjan noticias excepcionales. Eso sí, habrá una mayor volatilidad, porque hay bastante diversidad de opiniones sobre las perspectivas de crecimiento de la economía mundial. Esta situación nos brindará muchas oportunidades”, apunta. Respecto a la Bolsa y el bono español, Caturla considera que la percepción del riesgo político aumentará por las elecciones autonómicas en Cataluña y las elecciones generales de diciembre. “Habrá inversores que opten por retirarse mientras la situación se estabiliza”.


1. Trabajo en equipo

La primera clave que cita Caturla para explicar la buena marcha del fondo es el trabajo en equipo. “Aquí nunca hemos creído en gestores estrella. Afortunadamente, somos suficientemente grandes como para no tener problemas de recursos, pero lo suficientemente pequeños para que la información fluya. Tenemos gente muy buena en renta variable, en renta fija, en macroeconomía, y cada uno aporta su grano de arena a cada fondo”.

La última salida sonada de un gestor del Aviva Espabolsa fue la de Iván Martín, que fichó en 2012 por Santander Asset Management. Ahora ha creado su propia gestora, Magallanes Value Investing.


2. Visión a largo plazo

El fondo Aviva Espabolsa, que tiene un patrimonio de 200 millones de euros, ha conseguido durante algunos ejercicios rentabilidades por encima del 10%, pero también ha habido momentos difíciles, como el tercer trimestre de 2011, cuando perdió un 14%. “Si un amigo me pregunta que si le conviene meter dinero en el Espabolsa para tener ganancias en ocho meses, le recomiendo que se busque otro producto”, apunta José Caturla. La filosofía de inversión del fondo apuesta por el largo plazo y aconsejan a los clientes que se mantengan en el fondo al menos tres años.

Esta cultura tiene que ver, en buena medida, con el origen de la gestora. Al pertenecer a un grupo asegurador, la enfoque del largo plazo es el que predomina. “No nos preocupa demasiado la rentabilidad del último año, sino como lo hemos hecho durante los últimos cinco o los últimos diez. Además, damos mucho valor a la preservación del capital, algo que está en nuestro ADN: se gana más cuando no se pierde que cuando se gana mucho”.


3. Disciplina en la inversión

En el caso de Aviva Espabolsa, la filosofía de gestión que prevalece es la de inversión en valor: buscar compañías que esté infravaloradas, entrar en su accionariado y esperar a que se revaloricen. “La gracia es comprar un Mercedes a precio de Sköda. Comprar un Mercedes a precio de Mercedes lo puede hacer cualquiera”, sintetiza Caturla.

“Nosotros analizamos compañías, vemos visibilidad de negocio, generación de caja, calidad de los gestores, cumplimiento en el pasado. Llegamos a conocer a las compañías muy bien. Seguimos métodos muy aquilatados para dar un precio objetivo y somos muy estrictos. Si las cuentas no salen para entrar en un valor, pues no compramos. Hay que tener claras las ideas, y si bajan los precios, aprovechar para comprar más. Claro que, también hay que ser humilde y saber cuándo te has confundido”.


4. Desmarcados de los índices

Hoy en día, la mayor parte de los fondos están muy correlacionados con la evolución de los principales índices bursátiles. Es muy difícil que un fondo lo haga bien cuando su Bolsa de referencia se ha desplomado. En el Aviva Espabolsa invierten sin prestar ninguna atención al Ibex 35. “Si los bancos tienen un peso del 20% en el selectivo, a nosotros nos da igual, no vemos que el sector bancario tenga buenas perspectivas de rentabilidad y crecimiento, así que casi no tenemos entidades financieras en nuestra cartera”, apunta José Caturla.

Tampoco les importa la distinción entre grandes compañías y empresas de mediana y pequeña capitalización. “Lo importante es su modelo de negocio, la solvencia de sus gestores, su capacidad de generación de caja, pero el tamaño no es determinante”.


5. Alineamiento de intereses

Otra de las claves del éxito del Aviva Espabolsa y otros fondos de la gestora es que hay un adecuado alineamiento de intereses. La propia compañía aseguradora (filial de un grupo británico) invierte en fondos de inversión de la gestora. Los gestores, tienen sus bonus ligados al rendimiento a largo plazo que obtienen los fondos. “Nosotros también nos estamos jugando nuestro dinero y, la gran mayoría, cuando recibe la retribución variable la vuelve a reinvertir en el fondo”, apunta Caturla. Además, a los clientes se les recomienda mantener un periodo prolongado el producto.

Normas