Elite Business Club prevé alcanzar 50.000 socios

Un LinkedIn para altos ejecutivos de habla hispana

Íñigo Manso, presidente de Elite Business Club.
Íñigo Manso, presidente de Elite Business Club.

Redes sociales hay para todos los gustos. Desde aquellas para relacionarse y hacer amigos, como Facebook, a profesionales, como LinkedIn, y otras específicas para millonarios, de divulgación científica, para foodies o para ligar. La última en darse a conocer ha sido Elite Business Club, un club privado virtual dirigido a personas influyentes que quieren hacer negocios en los países de habla hispana.

La propuesta ha visto la luz después de tres años en estudio. “Somos un club profesional”, afirma Íñigo Manso, presidente de la empresa. “LinkedIn se ha convertido en la mayor red social profesional del mundo y en el mayor portal de empleo, donde todo tiene cabida. Nosotros somos el primer club privado virtual para hacer negocios entre las personas influyentes de España y América Latina”.

Bajo esa premisa, surgió en julio Elite Business Club, una plataforma enfocada a lo que ellos denominan la “élite profesional y empresarial”, los dueños y alta dirección de empresas, tanto medianas como grandes –las pymes con facturación inferior a tres millones de euros quedan fuera por ahora–. “Buscamos a personas con capacidad de decisión y de referencia, no solo en el ámbito de la empresa privada, sino también en la empresa pública o en la docencia”, comenta Manso que rechaza la denominación de club para personas de alto poder adquisitivo: “No es un club para ricos, sino de gente con capacidad de decisión sobre su compañía”.

La plataforma está disponible para todos los países de habla hispana y Brasil. Manso apunta que “los empresarios necesitan seguridad y segmentación” y reconoce que a la hora de dar el salto de la internacionalización se busca “un entorno seguro donde el objetivo es hacer negocios y transmitir conocimiento”.

El acceso a la plataforma es por invitación y es un modelo de pago. El usuario abona una cuota anual de 1.000 dólares con la que tiene acceso a un gestor personalizado que le ayuda a ponerse en contacto con otros socios con los que comparta afinidades o que le puedan ayudar en países concretos y a todos los servicios online.

“Hemos abierto la compañía a 1.000 socios, que consideraremos socios fundadores y que con esta aportación entran directamente a formar parte del capital de la empresa”, comenta Manso, que destaca que se trata de un modelo de invitación –“no podemos dejar pasar a cualquiera porque perderíamos la esencia”– que se complementa con un filtro de admisión que realiza una compañía de inteligencia empresarial. “Es un sistema tremendamente barato para acceder a 22 mercados de una forma rápida y segura”, destaca el empresario.

Por el momento, Elite Business Club cuenta con más de 70 socios –la web se lanzó en julio– pero han recibido más de 120 solicitudes de admisión que están analizando de empresarios y ejecutivos de México, Estados Unidos, Colombia, Panamá, Puerto Rico o España. Su previsión es alcanzar los 500 usuarios a finales de año y los 1.000 para mediados de 2016. “Tenemos un techo, queremos tener al 0,01% de la población de habla hispana en el mundo, unas 50.000 personas”, explica el empresario, que añade que “a partir de ese número se masifica y lo que buscamos es un entorno seguro. Con una capilaridad de 50.000 usuarios en 22 países es muy complicado no encontrar a otro empresario o directivo que te pueda interesar”.

De cara al empresariado español, Manso confía en que el precio no sea una barrera de entrada y que el directivo nacional “vea que al final el riesgo de no estar es mayor que el de estar”. Por el momento, la plataforma cuenta con la presencia de varios directivos de empresas cotizadas españolas –por confidencialidad no dan a conocer los nombres ni las empresas– y de empresarios latinoamericanos como Carlos Añaños, uno de los fundadores de la embotelladora peruana AJE. Además, ha fichado a Fernando Mateo, que ejercerá como consejero delegado desde la delegación en Miami.

El club británico del siglo XIX actualizado

La plataforma nace con reminiscencias de los clubs británicos de la Inglaterra del siglo XIX y que cuenta con dos vertientes, la física y la interactiva. Así, dispone de una plataforma virtual, con acceso a una vasta biblioteca de información empresarial, y a través de la que los usuarios pueden ponerse en contacto con un gestor personal que le ayuda a ponerse en contacto con otros ejecutivos que trabajen en un determinado mercado o bufetes de abogados que les ayuden a instalarse en países concretos.

Pero además, Elite Business Club contará con actos presenciales en cada uno de los países cada cuatro o cinco meses, “un think tank, conferencias, almuerzos y un encuentro mundial que se celebrará cada año en Miami y donde se potenciarán las relaciones entre los socios de los distintos países”, destaca Manso.

Normas