Editorial

Plan de pensiones panaeuropeo

Cuando la crisis de los refugiados hace resurgir la triste sombra de las fronteras en la Unión Europea, resultan reconfortantes las voces que recuerdan que el objetivo común es hacer más Europa. Porque, como acaba de recordar el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, en estos momentos “falta Europa y falta unión”. Solo con más Europa se fortalecerán los impresionantes logros que en términos de bienestar, solidaridad y paz ha logrado el Viejo Continente unido. Y en esa línea va cualquier proyecto armonizador, en el ámbito que sea. Es el caso del que elabora la European Fund and Asset Management Association (Efama), que de la mano de la Comisión Europea quiere promover la figura del plan de pensiones paneuropeo, comercializable en toda la Unión como un producto común. Enmarcado en la filosofía del mercado único de capitales, sería un producto con pasaporte europeo como ya lo son los fondos de inversión UCITS, que no solo podría despejar nubarrones en los sistemas de pensiones, sino que serviría para canalizar el ahorro continental hacia la tan necesaria inversión. A nadie se le escapa que el proyecto de Efama –en la que está integrada la española Inverco– y el Plan Juncker de inversiones europeas encajan como un guante. Una vez más, el sector financiero demuestra su capacidad europeísta.

Normas
Entra en El País para participar