Otras entidades también estudian cómo posicionarse

Bankinter busca unirse a la alianza de cajeros sin comisiones

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa. EFEArchivo
La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa. EFE/Archivo EFE

La guerra de las comisiones en los cajeros puede dar otro salto en los acuerdos entre las entidades que quieren cobrar por sacar efectivo a los no clientes y las que no. Bankinter negocia su incorporación a la alianza alcanzada por Euro 6000, Bankia y Banco Sabadell. Mientras, Popular no ha decidido aún si cobrará o no a los no clientes, si bien no lo hará a los de ING.

Los bancos poco a poco van formando sus grupos en torno al cobro de comisiones o no para defender a sus clientes y a su negocio. Ya existen tres frentes, el formado por las entidades integrantes de Euro 6000 (Ibercaja, Unicaja, Kutxabank, Liberbank, BMN, Abanca y las pequeñas y únicas cajas de ahorros existentes Pollença y Ontinyent), Bankia y Banco Sabadell, por un lado; CaixaBank, BBVA y Santander por otro, aunque este grupo solo tienen en común que cobrarán dos euros a los no clientes por sacar de sus cajeros y que no aplicarán la tasa interbancaria a las entidades dueñas de las tarjetas para evitar la doble comisión, y luego está Popular, que ha decidido no cobrar a los clientes de ING.

Pero aún hay otro grupo de pequeñas entidades que han quedado marginadas de estos acuerdos, o han preferido ver y esperar. Este es el caso de Bankinter, Banca March, Deutsche Bank o Cajamar, entidades que cuentan con una red pequeña de oficinas y cajeros, pero cuyos ratios de tarjetas, cajeros y clientes podrían cumplir con los fijados en la alianza de Euro 6000, Bankia y Sabadell, al contar con un número de algo más de 200 a 400 oficinas y cajeros cada uno.

Estas entidades ya han negociado unirse a la alianza de los cajeros, como la llaman entre ellas. Pero no llegaron a un acuerdo inicial, razón por la que el anuncio de la creación de esta alianza para no cobrar a sus clientes en más de 17.734 terminales repartidos por toda España.

Por ello, sus nombres no aparecerán en la firma prevista para mañana en la que sellarán un acuerdo para hacer frente a la nueva comisión de dos euros impuesta por las tres principales entidades españolas. Aunque algunas de ellas siguen negociando su incorporación.

Entre ellas destaca Bankinter, que cuenta con una red de unos 400 cajeros automáticos. La entidad que dirige María Dolores Dancausa negocia en la actualidad su unión comercial a los cajeros de Euro 6000, Bankia y Banco Sabadell, y que representan el 37% de todos los terminales existentes en España, lo que supone la mayor del país que mantiene una alianza común.

Aunque estas entidades no cobrarán a sus clientes entre ellas por sacar dinero de sus terminales, tienen libertad para que cada una opte o no a imponer una comisión a otras firmas que no están incluidas en el acuerdo. De momento, parece que no lo harán, ya que entre otras cosas, quieren esperar a ver si hay una respuesta del Banco de España ante las posibles dobles comisiones por un mismo servicio que hasta ahora denunciaban las asociaciones de consumidores.

El hecho de que CaixaBank comience a no cobrar la tasa de 0,65 euros a sus clientes (en concepto de emisor de la tarjeta que usa en otro terminal) si sacan efectivo de los cajeros de BBVA a partir del próximo día 21 de este mes, fecha fijada por el banco que preside Francisco González para comenzar a cobrar dos euros a los no clientes, y viceversa –algo que también hará Santander cuando comience a aplicar también la comisión por retirar efectivo de sus máquinas–, puede ser una solución que acabe con la polémica del doble cargo por un mismo servicio.

Quedarse fuera de estos tres grupos creados en torno a las comisiones de los cajeros puede ser una fórmula de exclusión para sus clientes a la hora de poder retirar efectivo sin acudir a una oficina, algo que saben las entidades que han acordado las nuevas alianzas, y que pretender amarrar más a sus usuarios ante la feroz competencia existente en estos momentos, y que según declaran todos los directivos se mantendrá también el próximo año en el que se espera que la política del BCE de mantener los tipos de interés casi al cero por ciento continuará.

Varias fuentes bancarias aseguran que la estrategia de Popular de aliarse con ING para que los tres millones de clientes de este banco online puedan sacar dinero de sus 2.700 cajeros está bien, ya que mejorará sus ingresos gracias a la tasa de intercambio (la que paga el cliente a su banco por usar su tarjeta en otra entidad) que pagará el banco naranja.

Pero recuerdan que ello supone su exclusión de un posible acuerdo con Euro 6000, Bankia y Sabadell, ya que estas últimas entidades no quieren ampliar su pacto a bancos sin red de cajeros como ING o Evo (aunque este último puede beneficiarse de una parte del pacto al ser miembro de Euro 6000). Varias fuentes aseguran que Popular terminará cobrando dos euros a los no clientes por sacar dinero de sus cajeros, salvo a ING. Fuentes de la entidad aseguran que aún no han tomado una decisión. 

Normas
Entra en El País para participar