Prevén firmar un pacto en breve como defensa comercial ante CaixaBank, BBVA y Santander

Euro 6000, Bankia y Sabadell no se cobrarán en sus cajeros

Tarjetas de crédito de Euro 6000
Tarjetas de crédito de Euro 6000

Unicaja, Ibercaja, Liberbank, Abanca, Kutxabank, BMN y Evo Banco –todos vinculados al sistema de pagos Euro 6000–, junto a Bankia y Banco Sabadell –de Servired–tienen un avanzado un acuerdo comercial para no cobrar comisiones a los no clientes por el uso de sus cajeros automáticos. Se abren así dos frentes en la banca. CaixaBank, BBVA y Santander, que optan por cobrar dos euros por sacar efectivo de sus cajeros a los no clientes, frente a estas nueve entidades.

Pese a que existen menos entidades financieras que hace un lustro – solo 15 bancos entre grandes y medianos (además de las cooperativas de crédito), aunque grandes, frente a los 55 registrados cuando se inició la crisis financiera en España–, la competencia es mucho mayor. Parece que les va la vida en conservar y captar clientes. Y algo de verdad hay en esta idea, sobre todo para las entidades más débiles.

Será por ello, y porque la captación y vinculación de clientes es cada vez más compleja, lo que ha propiciado la división comercial de la banca en dos bloques, por lo menos en lo que respecta a la estrategia a aplicar en los cajeros automáticos.

80% es el porcentaje que puede acaparar en algunas zonas de Cataluña los cajeros que cobrarán comisiones a los no clientes. Este hecho ha inclinado la balanza en el caso de Sabadell para decidir no cobrar, ya que lo que es considerado un servicio para los usuarios pasará a ser una tasa fija en prácticamente toda la red de Cataluña.

Frente a la política comercial puesta en marcha en marzo pasado por CaixaBank, con el cobro a los no clientes de dos euros por sacar efectivo en sus cajeros, y secundada ahora por BBVA y Santander, se ha formado otro bloque de entidades que han decidido mantener su política de no aplicar una comisión por este servicio.

Las antiguas cajas de ahorros integradas en Euro 6000 –Unicaja, Ibercaja, Liberbank, BMN, Abanca, Kutxabank, además de Evo Banco–, han decidido mantener su estrategia de no implantar una tarifa a los usuarios de sus cajeros sean o no clientes suyos. A este pacto se sumarán en breve Bankia, entidad que ya ha anunciado que no cobrará por sacar dinero en sus cajeros, y Banco Sabadell, que hasta ahora había afirmado que estaba estudiando su posición. Ambos bancos son de Servired (conocida más comúnmente por Visa)

El proyecto pasa por firmar un pacto comercial entre estas nueve entidades en las próximas semanas, coincidiendo con el inicio del cobro de comisiones por parte de BBVA, que tiene previsto aplicarla en septiembre, y Santander, que lo hará a finales del próximo mes o ya en octubre.

Además, intentarán anunciar su acuerdo una vez que las patronales de las antiguas cajas, CECA, y la de los bancos tradicionales, AEB, se reúnan para tras el periodo vacacional para debatir sobre la recomendación del Banco de España, que pide que no se apliquen dos tarifas por el mismo servicio como sucede en la actualidad. Ahora el cliente paga una tasa que le cobra su propio banco por utilizar su tarjeta en una red de cajeros distinta a la entidad emisora, a la que se sumaría una comisión de dos euros que reclamaría el dueño del terminal por realizar solo una operación, sacar efectivo.

Las entidades que forman Euro 6000, junto a Bankia y Sabadell, llevan tres meses negociando, lo mismo que otros bancos que podrían unirse.

La estrategia que seguirá Banco Popular, integrado en 4B, como Santander, es la gran incógnita en estos momentos. Todo parece indicar que al final optará por seguir los pasos de Santander e imponer una tasa, aunque varias fuentes financieras recuerdan que su decisión es más compleja que la de otras entidades, ya que la decisión final la tiene su socio Crédit Mutuel, quien gestiona la sociedad que tienen al 50% y en la que está integrada su red de cajeros automáticos.

Pese al acuerdo para no cobrar en sus cajeros a los no clientes, Euro6000, Bankia y Sabadell tienen la libertad de poder imponer una tasa a los clientes de CaixaBank, BBVA y Santander, aunque inicialmente parece que no tienen previsto aplicarla. ING Direct, Bankinter, Cajamar o Deutsche Bank España, como el resto de las cooperativas, son las más perjudicadas por estos pactos, ya que aunque no cobrarán a sus clientes (tienen además un parqué de cajeros muy pequeño), el resto de bancos sí podrían aplicar a sus clientes una comisión.

Entre CaixaBank, BBVA y Santander copan el 44% de los cajeros en España, mientras que la suma de las firmas unidas en Euro 6000, más Bankia y Sabadell acaparan en conjunto alrededor del 48%.

Sube la presión del consumidor ante la tasa

Las diferentes asociaciones de consumidores han aumentado la presión para intentar evitar que los bancos cobren lo que consideran dos comisiones por el mismo servicio. La asociación de usuarios de bancos, cajas y seguros Adicae, de hecho, anunció ayer que entregará hoy al Banco de España las firmas que ha conseguido recabar contra el cobro de la doble comisión en cajeros automáticos a los no clientes, un cargo que CaixaBank ya aplica desde marzo y que BBVA y Santander pretenden instaurar en breve.

Adicae ha señalado que las firmas han sido recopiladas en charge.org a través de las peticiones formuladas al Banco de España y a BBVA con motivo de la implantación de esta nueva comisión en sus dispensadores de efectivo. Además, presentará las medidas que pretende tomar a nivel europeo.

El pasado martes, el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, advirtió de que el supervisor actuará en el caso de que las entidades cobren dos comisiones por un mismo servicio, aunque señaló que primero esperará a que tanto bancos como las patronales “tomen medidas”. En su comparecencia en la Comisión de presupuestos del Congreso, Linde insistió en que no se pueden cobrar dos comisiones por un mismo servicio, razón por la que el supervisor hizo un llamamiento a la banca en julio.

Normas