Buscan el equilibrio entre terminales, cajeros y tarjetas

Euro 6000, Bankia y Sabadell abren su alianza en cajeros a otros bancos

Cajero automático
Cajero automático

Las entidades que integran Euro 6000, además de Bankia y Sabadell tienen previsto firmar un acuerdo para no cobrar a sus clientes en los cajeros por sacar efectivo el próximo día 16, una vez resueltas las consultas con Competencia. De esta forma, el acuerdo será efectivo para el cliente 30 días después. Esta alianza está abierta a la entrada de nuevos socios, siempre que cumplan unos requisitos entre número de clientes, tarjetas y cajeros.

Ahora sí. Ibercaja, Unicaja, Liberbank, BMN, Kutxabank y Abanca –integrantes de Euro 6000– tienen previsto firmar el próximo 16 de septiembre con Bankia y Banco Sabadell un acuerdo comercial para que sus clientes no paguen en los 17.808 cajeros que tienen en conjunto estas entidades cuando saquen efectivo de estos terminales. Eso sí, la tasa de intercambio que se pagan entre unos bancos y otros por realizar la transacción se mantiene (es la que paga el cliente a su entidad por el uso de su tarjeta en otro cajero).

Una vez suscrito el pacto, los clientes de estos ocho bancos podrán beneficiarse de él en 30 días, justo el plazo en el que se espera que estén desarrollados todos los ajustes informáticos necesarios.

Esta alianza, que pretende ser una respuesta al cobro de dos euros a los no clientes por retirar efectivo en los cajeros de CaixaBank, BBVA y Santander, mantendrá abierto su proyecto a la integración de nuevos socios, siempre y cuando cumplan una serie de requisitos.

El tercer frente

Las reticencias entre el grupo de Euro 6000, Bankia y Sabadell y Banco Popular, han derivado en otro pequeño bloque de entidades aliadas en torno a los cajeros. Así, Popular está a punto de firmar un acuerdo con ING para que sus más de tres millones de clientes puedan usar los cajeros de la entidad financiera presidida por Ángel Ron sin pagar ninguna comisión. Los clientes de ING –que no tiene red de cajeros propia–, podrán utilizar sin comisiones los 2.700 terminales de Popular. Además de poder sacar dinero sin coste de los cajeros de su red, 4B, para disposiciones de más de 60 euros, también está libre de comisiones hasta ahora en la red Euro 6000 y ServiRed. El acuerdo con ING permitirá a Popular aumentar sus ingresos por el uso de sus cajeros a través de la tasa interbancaria de 0,65 céntimos que abona ING cada vez que un cliente suyo usa un terminal.

El objetivo es que todos los integrantes de la alianza mantengan un equilibrio entre el número de terminales que puedan aportar a la alianza, el de clientes y el de tarjetas. Este ratio es precisamente el que no puede cumplir Evo Banco, razón por la que, pese a ser socio de Euro 6000, sus clientes no pueden beneficiarse del acuerdo con Bankia y Sabadell. Conserva, eso sí, todas las ventajas de pertenecer al sistema de pagos de las antiguas cajas de ahorros.

Este ratio ha sido, de hecho, el arma que impedirá a Evo sumarse a los beneficios del acuerdo. Fuentes financieras aseguran que este fue un requerimiento de Bankia y de Sabadell, ya que el pequeño banco de Apollo sigue en la red de medios de pago de las antiguas cajas medianas.

Con estas exigencias, además, se pretende garantizar que las entidades incluidas ahora en el acuerdo mantengan un equilibrio entre cajeros y clientes.

Bajo estas premisas de equilibrio, los componentes de esta alianza aseguran que están abiertos a posibles nuevas incorporaciones, y creen que en un tiempo prudencial podrían unirse otras firmas. Han mantenido, de hecho, conversaciones con otros bancos, entre ellos con Popular, pero al final las negociaciones no llegaron a buen puerto.

El principal escollo ha sido que los cajeros de Banco Popular son propiedad al 50% de la entidad y de su socio Crédit Mutuel, que es quien gestiona la sociedad que tienen y es en la que está integrada su red de más de 2.700 cajeros automáticos. La decisión, de esta forma, tenía que estar consensuada con su socio francés, a lo que se añadía que necesitan un mayor desarrollo informático.

La nueva alianza de cajeros, como la denominan sus integrantes, quieren evitarse cualquier posible susto, aunque sea pequeño, antes de poner en marcha el acuerdo. Por ello, ya han realizado las consultas pertinentes ante Competencia. De ahí que estén pendientes aún de algunos pequeños flecos en la redacción del documento final del pacto con los abogados.

La respuesta de Euro 6000, Bankia y Sabadell para no cobrar dos euros por sacar dinero en sus cajeros ha derivado en que estas entidades se han convertido en la principal red de terminales en 32 provincias, en las que controlan más del 40% de la red total.

En conjunto, suman el 37% de la red de terminales existentes en España. En Madrid, gracias a Bankia, con la primera red de cajeros, con el 48% del total al sumar 3.424 terminales. En Barcelona, sin embargo, no alcanzan más del 17% del total de los cajeros, lo mismo que en Gerona, porcentaje que desciende aún más en Tarragona, con el 11%. En Lerida controlan el 15%. En Navarra solo tienen el 6%, y un 5% en Tenerife. En cambio, en Guipuzcoa o Asturias dominan más del 55%.

En el acuerdo también ha quedado fuera CaixaBank, que también es socio de Euro 6000 por herencia de Banca Cívica, entidad absorbida por la firma catalana hace más de tres años.

Normas
Entra en El País para participar