Los veterinarios piden recuperar el IVA reducido

Después de pasar del 8 al 21% aprecian como los propietarios de los animales se retraen de mantener la atención sanitaria de sus mascotas

Los veterinarios piden recuperar el IVA reducido

La subida del IVA en distintos sectores en septiembre de 2012 acabó por hundir prácticamente a algunos negocios. Si hasta ahora las mayores protestas procedían por parte de las peluquerías, ahora le toca el turno a los veterinarios. Desde AEVET, una asociación integrada dentro de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), reclaman que el IVA vuelva al tipo reducido del 8%, cuando en la actualidad soportan el general del 21%.

Este importante incremento ha mermado de forma considerable las ventas y servicios de estos profesionales por cuenta propia. Pero además de eso, destacan también el empeoramiento en la evolución de la sanidad de las mascotas. El elevado coste que tienen que soportar los propietarios de los animales echa para atrás a más de uno a la hora de mantener la atención sanitaria obligatoria.

Ya se sabe que la compañía de las mascotas cuenta con efectos terapéuticos para sus dueños, pero también sirven de gran apoyo para las personas mayores que sufren trastornos psíquicos y en la rehabilitación penitenciaria. Sin lugar a dudas destacan desde este colectivo el importante papel que desempeñan los animales como terapia para muchas personas, entre ellos también los niños, que encuentran sobre todo en los perros el confidente perfecto en el que apoyarse.

Necesario cuidar la salud de los animales

Insisten en que la subida de los precios han mermado de forma considerable la calidad de la salud de las mascotas, por eso creen que es preciso facilitar el acceso a la sanidad con unos costes acordes a los tiempos de crisis que atraviesa el país.

La intención de AEVET y de UPTA es de trasladar al Ministerio de Hacienda la necesidad de recuperar el IVA reducido para mejorar en cierta medida la oferta de servicios sanitarios y garantizar que las mascotas tengan una mejor salud en general, sobre todo por el importante papel que desempeñan como compañía de personas con discapacidad, mayores o invidentes.

Y es que no sólo fue el mundo de la cultura uno de los grandes perjudicados por el incremento del IVA en verano de 2012, ya que otros servicios de carácter sanitario y peluquerías vieron como también aumentaba este impuesto para sus negocios.

Normas