Los días 26 de septiembre y el 3 de octubre

Los controladores convocan dos nuevas jornadas de huelga

Los controladores convocan dos nuevas jornadas de huelga

El sindicato de los controladores aéreos USCA ha convocado dos nuevas jornadas de huelga. Serán los días 26 de septiembre y el 3 de octubre, entre las 06.00 y las 18.00 horas. En un comunicado explicó que la reanudación de las protestas se produce “ante la falta de voluntad de Enaire para abrir una negociación sobre la retirada de las 61 sanciones impuestas en ele centro de control de Barcelona por el cierre del espacio aéreo en 2010 y la readmisión de un controlador despedido en el TACC de Santiago por los mismos hechos”.

Con esta medida, la Unión Sindical de Controladores Aéreos “retoma la acción sindical después de suspender las protestas durante el mes de agosto para no afectar a los pasajeros en su descanso estival a pesar de la nula voluntad de Enaire para negociar”, precisaron.

El sindicato convocó 4 jornadas de paros parciales en junio (los días 8, 10, 12 y 14) y otras tantas en julio (11, 12, 25 y 26).

Aseguran que desde la convocatoria de las protestas, “Enaire ha demostrado su nula voluntad para llegar a un acuerdo negociado, su falta de responsabilidad para resolver el conflicto y su desinterés por los perjuicios que los paros puedan causar en los usuarios del transporte aéreo”.
El sindicato considera incomprensible la imposición de estos expedientes después de que el juzgado de Gavá que instruyó las diligencias penales determinara la ausencia de responsabilidad de los sancionados. Además, 20 juzgados de toda España han concluido de forma contundente que no existió desobediencia ni abandono por parte de los controladores en los acontecimientos juzgados.

El sindicato precisa que espera que Enaire y Fomento “no vulneren el derecho fundamental a la huelga de los controladores con la imposición de unos servicios mínimos abusivos, como sucedió en las convocatorias precedentes, que se situaron en un 70% para los paros de junio y se elevaron hasta el 80% para los de julio”. Circunstancia explica que “supone, además, una discriminación respecto a otros trabajadores de servicios esenciales en España y, sin duda, respecto al colectivo de controladores de otros países de la Unión Europea”.

Estos servicios mínimos decretados por Fomento han sido impugnados por USCA, ya que “además de ser abusivos, fueron distribuidos de tal manera que sólo se respetó el derecho a la huelga de los controladores que no desarrollaban actividades directamente operativas”, concluye el comunicado.

Normas