Editorial

El argumento de las telecos

El agravamiento de la situación en los mercados emergentes, con China y Brasil a la cabeza, ha sacudido también en Bolsa a las grandes compañías europeas de telecomunicaciones. Sin embargo, el sector se defiende con el argumento más atractivo para los inversores: el dividendo. Una sólida defensa de la rentabilidad, claramente por encima del 5% de media, es en estos momentos una buena contrapartida frente a los bajos tipos de interés, y más porque tal retribución tiene potencial de crecimiento. Y así lo demuestran unas previsiones para 2016 que incluso superan las interesantes retribuciones con del presente ejercicio.

El imparable crecimiento del negocio de datos móviles, clave en el futuro del sector de la mano de una intensa demanda por la velocidad en estos servicios, sugiere un crecimiento aparejado a la captación de inversores. Tras trimestres de caídas en el negocio, el sector europeo de telecos disfruta de un punto de inflexión al alza que, de la mano de una buena estrategia, se debe reflejar en el pago a los accionistas. Además, todos los pasos que se den hacia el mercado único digital, sumados a la consolidación entre empresas, sugieren buenas noticias para los inversores, a pesar del tropezón de parte del negocio en los emergentes.

Normas