Los derechos de suscripción comienzan hoy a cotizar

CaixaBank lanza el ‘scrip’: ¿cobrar el dividendo u optar por las acciones?

Oficina de CaixaBank en Madrid.
Oficina de CaixaBank en Madrid.

CaixaBank está en pleno cambio de estrategia de retribución a sus accionistas, como la mayor parte de las entidades financieras españolas. La fórmula del scrip dividend, que permite al inversor elegir entre recibir acciones nuevas –sin coste para el emisor, pues suponen un mero cambio contable desde el epígrafe de reservas al de capital– o cobrar efectivo; para esto último se puede elegir entre vender derechos de suscripción a la propia entidad o en mercado.

El banco de La Caixa tiene desde este año el compromiso de destinar al menos el 50% de su beneficio a la remuneración en efectivo y “espera aumentar el número de pagos en efectivo en 2016”. Pero el que ha arrancado hoy es un pago en formato de scrip. Los socios de la entidad tienen derecho a recibir una acción nueva por cada 95 antiguas, a vender los derechos a la propia entidad a un precio de 0,04 euros o a deshacerse de ellos en Bolsa a su precio de cotización.

Debido a las caídas de las Bolsa en los últimos tiempos, y a que para fijar el precio del derecho se ha tomado como referencia la cotización de CaixaBank a 3,817 euros por acción –hoy cotizan en torno a 3,66 euros– es más rentable, al menos de momento, optar por el pago en efectivo. Son 0,04 prometidos por CaixaBank, mientras que los derechos cotizan alrededor de 0,038 euros. Esta vez optar por el dividendo es un 5% más rentable.

Los accionistas pueden solicitar hasta el próximo 17 de septiembre el cobro del dividendo en efectivo. Es decir, solicitarán la compra del derecho a CaixaBank a 0,04 euros por cada uno de ellos. El plazo para vender en mercado concluye unos días más tarde, el 22 de septiembre. El 25 de septiembre se abonará el efectivo a los accionistas que así lo hayan solicitado y el 2 de octubre los inversores que ni hayan pedido el abono ni hayan vendido en Bolsa recibirán las acciones nuevas.

CAIXABANK 2,03 -1,60%

Un tema clave son las comisiones. Si se opta por las acciones nuevas –que es la opción por defecto–, no se pagan comisiones. Si optan por la venta en mercado de los derechos sí habrán de pagar los corretajes correspondientes y es posible que también se vean obligados a pagar los que prefieran el dividendo.

Fiscalidad

Las dos opciones de optar por el dinero contante y sonante tienen distinto tratamiento fiscal. A quien venda los derechos al banco se le aplicará una retención del 20% y además este año ya ni siquiera están exentos los primeros 1.500 euros.

Si los derechos se venden en mercado, el pago fiscal se aplaza hasta el momento de la venta de las acciones, pues el efecto que tiene la venta es el de rebajar el precio de compra. Por ejemplo, si se adquirieron las acciones a 10 euros y se venden los derechos a 0,1 euros, en el momento de deshacerse de las acciones las plusvalías tendrían que calcularse sobre un precio de compra de 9,9 euros (10-0,1 euros).

En caso de optar por las acciones nuevas, la tributación también se difiere hasta el momento de venta. Si un inversor destinó 1.000 euros a comprar 100 acciones y ahora recibe 10 títulos nuevos, bajará su precio medio de compra desde 10 euros (1.000 euros/100 acciones), hasta 9,09 euros (1.000 euros/110 acciones). Así, a la hora de vender las potenciales plusvalías serán superiores y pagará más a Hacienda.

Normas