El comité de sabios no acuerda ningún cambio en el selectivo

Cellnex, Merlin y los otros valores que liderarán la metamorfosis del Ibex

Cellnex y Merlin tendrán que esperar para entrar en el selectivo a diciembre

El Comité Técnico Asesor del Ibex mantiene invariable la composición del índice

Francisco Reynés y Tobías Martínez, presidente y consejero delegado de Cellnex, respectivamente. pablo monge
Francisco Reynés y Tobías Martínez, presidente y consejero delegado de Cellnex, respectivamente. pablo monge

Como se esperaba, el Comité Técnico Asesor del Ibex, el órgano que decide la composición del selectivo de la Bolsa española no ha acordado ningún cambio. Era una reunión de seguimiento en la que no suele haber cambios, por lo que Cellnex y Merlin, candidatos a entrar en el Ibex, tendrán que esperar, al menos, hasta la próxima reunión de diciembre.

Hace ya meses que el Ibex comenzó su metamorfosis. Jazztel se ha ido para no volver tras la opa de Orange, BME salió el pasado junio, Viscofan y Ebro lo abandonaron unos meses antes, en diciembre y junio de 2014, respectivamente. Mientras, salió en junio, para regresar en cuestión de semanas, Acciona, y ha debutado para quedarse Aena.

El mercado da por sentado que Cellnex, que debutó con gran éxito el pasado 7 de mayo, entrará este ejercicio. Si no es hoy, será en la revisión de diciembre. El grupo, que salió a Bolsa a un precio de referencia de 14 euros por título, se revaloriza un 10,7%, y es la trigésimo cuarta compañía de la Bolsa española por capitalización, con casi 3.600 millones. La compañía, presidida por Francisco Reynés y pilotada por Tobías Martínez, su consejero delegado, lleva cuatro meses cotizando, pero ya cumple el requisito mínimo para que pueda ser incluida en el selectivo, pues ha estado en el parqué más de un tercio de los seis meses de rigor.

Desde Renta 4, aseguran que entrará en el Ibex, aunque apuestan más por la reunión de diciembre que por la que se celebrará hoy. Si el comité toma alguna decisión, esta se conocerá tras el cierre del mercado. “Cellnex ocuparía en estos momentos el puesto número 24 por volúmenes negociados en el período de cómputo”, señala su directora de análisis en un informe. Con más de 4.500 millones, superaría ligeramente a ACS (4.400 millones), y quedaría por delante de Bankinter (4.070), Mapfre y Acerinox. La compañía que gestiona torres de telefonía quedaría por detrás de Gamesa (más de 5.100 millones) y las acciones B de Abengoa (alrededor de 5.100).

CELLNEX TELECOM SA 32,53 -0,21%
MERLIN PROPERTIES 12,44 -0,16%

Precisamente, los directivos de Cellnex están en pleno road show –esta semana en Londres, pero irán a todas las plazas importantes– para lucir ante inversores y analistas de sus resultados del primer semestre del año, que sorprendieron gratamente. La última casa de análisis que le ha revisado al alza el precio objetivo ha sido Morgan Stanley, coordinador de su salida a Bolsa, que se lo ha fijado en 19,5 euros por acción, frente a los 18 anteriores. El banco estadounidense destaca que su beneficio bruto de explotación (ebitda) del primer semestre batió las expectativas y que eventuales operaciones de compra –a las que la dirección de Cellnex siempre se ha mostrado abierta– tirarán del valor a medio plazo. Santander también le ha subido el precio teórico de 17,80 a 19,20, al igual que Royal Bank of Canada (de 19 a 20) y Goldman Sachs, de 16 a 16,5.

Uno de los principales candidatos a salir del Ibex es un clásico: ArcelorMittal. El gigante del acero, que lleva un año bursátil para olvidar con un descenso del 27%, forma parte del Ibex desde 2009, pero ahora estaría en el puesto número 39 por volumen, con 1.800 millones. FCC también estaría en la parte baja de la lista con el número 37; el grupo está presente en el Ibex desde 1992.

El ladrillo, listo para volver

Las inmobiliarias salieron del Ibex hace muchos, muchos, años. La que más resistió fue Colonial, hasta su expulsión en abril de 2008.Previamente, habían ido abandonando el índice de referencia empresas que marcaron los años del boom inmobiliario, como Metrovacesa (salió en julio de 2007), Fadesa (en marzo de 2007) o Inmocaral, que lo abandonó en mayo de ese año, tras absorber Colonial.

Pues bien, las socimi, los nuevos vehículos para invertir en el sector inmobiliario y que comenzaron a debutar en Bolsa en 2014, están convirtiéndose en gigantes, por capitalización y por volúmenes. Merlin Properties ya tiene el 77% de Testa, hasta el momento la filial inmobiliaria de Sacyr, y ha lanzado una opa por el 33% restante. Su capitalización cerró ayer en casi 3.400 millones, con lo que es la trigésimo cuarta compañía más valiosa de la Bolsa española, gracias a dos ampliaciones de capital por unos 600 millones de euros en febrero y por alrededor de 1.000 el pasado mes de agosto. Desde su debut en junio de 2014 a 10 euros por título, sube un 5,2%. Merlin ocupa el puesto 32 por volumen negociado con 2.700 millones en seis meses, por detrás de Sacyr y antes que Técnicas Reunidas.

Normas