La opinión del Experto

Cementos Portland, en fase de transformación

Cementos Portland afronta el reto de la necesidad de una profunda transformación. Varios ejercicios fiscales con fuertes caídas de facturación han desembocado en una situación en la que la compañía tiene dificultades para cumplir con los compromisos del servicio de la deuda.

Las inevitables desinversiones han llevado a la empresa a concentrar su actividad de forma casi exclusiva en el cemento; este segmento supuso más del 88% de las ventas al cierre del primer semestre de 2015. La elevada dependencia de la cifra de negocio de un único producto puede provocar que la solvencia se vea limitada de forma sustancial.

El equipo de rating de Axesor otorga a la empresa cementera una calificación no solicitada de CC con tendencia negativa, es decir, una calidad crediticia pobre, con elevada sensibilidad a los cambios en el entorno económico y alta probabilidad de incumplimiento en alguna de sus obligaciones.

A fecha del 30 de junio, el endeudamiento neto era de 1.356,9 millones de euros, de los que 807 millones corresponden a deuda sindicada; 426 millones, a deuda de la filial americana, y 124 millones de euros, a un préstamo subordinado otorgado por su matriz, FCC, que controla el 77,9% del capital.

El desembarco del magnate mexicano Carlos Slim en FCC está teniendo repercusiones en la cementera. En febrero pasado, el nuevo máximo accionista de la constructora impulsó el nombramiento de Gerardo Kuri como consejero delegado de la filial cementera. Por otra parte, en el primer semestre, Cementos Port­land amortizó de forma anticipada 100 millones de euros de su deuda sindicada y aprobó una ampliación de capital de 200 millones de euros. La nueva dirección de FCC ha confirmado recientemente que seguirá apoyando a la cementera con el objetivo de estabilizar su estructura financiera.

Los últimos ejercicios se han caracterizado por una merma significativa en la capacidad de generación de caja en la actividad ordinaria de Cementos Portland, lo que junto con la obligada reducción del endeudamiento financiero ha supuesto una bajada sensible de la posición de tesorería. En 2010, la tesorería y equivalentes ascendía a 424 millones de euros; al cierre del ejercicio 2014, el volumen se había reducido en un 90% al situarse en 45,2 millones.

Cementos Portland cuenta con una posición competitiva elevada a nivel nacional. Pero la mala evolución del consumo de cemento en el mercado doméstico es, de hecho, uno de los elementos que en los últimos años ha afectado muy negativamente a la cifra de negocios y ha supuesto una merma constante de su competitividad. La caída del consumo de cemento en España tocó suelo en 2013 y en los últimos meses se observan incrementos constantes mes tras mes, que están reanimando la facturación de la compañía.

Pese a ello, la demanda es aún un 80% inferior a los máximos de la época de la burbuja inmobiliaria y está muy por debajo del promedio de los últimos 40 años. En Estados Unidos, cuyo volumen de facturación para Cementos Portland es ya equivalente al del mercado doméstico, la demanda de cemento sí está experimentando una recuperación más consolidada, hasta el punto de que la industria prevé que en poco tiempo se regrese a niveles previos a la crisis.

Túnez, el tercer mercado más importante para la filial de FCC, está atravesando una mala situación, con caída de ventas. En contraste, Reino Unido (6,4% de las ventas) exhibe un alto dinamismo.

La empresa, que ha atravesado una coyuntura caracterizada por continuas adaptaciones de los planes estratégicos, caída de ventas, merma significativa de la liquidez y un elevado endeudamiento, está embarcada en un nuevo proceso de refinanciación. En opinión de Axesor, solo se producirá un verdadero cambio en la situación de endeudamiento de Cementos Portland si logra desprenderse de algún activo de gran volumen.

Normas