Reactivación del préstamo para viviendas

Crédito restringido a promotores y amplia oferta a particulares

Promoción residencial en obras
Promoción residencial en obras

La recuperación del sector inmobiliario se está viendo acompañada, como no puede ser de otra manera, de cierta reactivación del crédito a la vivienda. La financiación a promotores, que fue sin duda la más problemática con el pinchazo de la burbuja y verdadera causante de la descapitalización que sufrió la banca, aún sigue restringida. La promoción ha buscado otras vías de financiación, como la que aportan los grandes fondos internacionales, que han visto una oportunidad en el mercado español después de la fuerte bajada de precios. Las socimis, otro de los grandes actores que están contribuyendo a la reactivación del sector, han logrado financiarse directamente en el mercado, con la aportación de capital de sus nuevos accionistas. Y frente a las dificultades que empresarios y promotores aún encuentran para financiarse en el sector inmobiliario, los particulares en cambio están encontrando un entorno más propicio, con una banca ávida por captar a los clientes más solventes y a los que vender, a ser posible, las viviendas que aún conservan en sus balances.

Según datos del Banco de España, el crédito concedido por la banca a las actividades de construcción aún cayó al cierre del primer trimestre del año el 17% interanual, hasta los 48.063 millones de euros. La financiación a este sector ya arrastraba una caída a lo largo de 2014 de otro 17,3%. En cuanto al crédito a los hogares para vivienda, todavía acusa descensos en el saldo global, en el que se incluye la nueva financiación pero también las amortizaciones. Así, el saldo vivo del crédito a la vivienda a hogares y empresas quedó a cierre del mes de julio en los 559.133 millones de euros, lo que aún supone un descenso interanual del 5,4%. Es decir, la nueva concesión de hipotecas, con seguir avanzando, todavía no llega a compensar por los créditos que vencen.

El crecimiento del crédito en términos netos será difícil que llegue este año, aunque la banca concede hipotecas nuevas a buen ritmo. En el mes de julio, y según datos del Banco de España, la nueva producción ascendió a 7.393 millones de euros, lo que supone un avance del 5,6% frente al mismo mes del año anterior.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística apoyan también este resurgimiento en la concesión de créditos para la adquisición de vivienda. El número de nuevas hipotecas aumentó en junio el 26,3%, hasta las 21.454. Y el importe medio de dichas hipotecas creció el 4,2% en tasa anual, hasta los 103.626 euros, reflejo también del aumento de precios que se observa en algunas zonas.

La banca está alimentando esta actividad con una fuerte competencia en la que los diferenciales rozan en 1% sobre el euríbor y en la que entidades financieras como ING Direct, Kutxabank, BBVAo Liberbank lideran las campañas más agresivas.

Normas