Un pakistaní se desmayó en las vías del tren

La crisis de los refugiados deja su primer muerto en Hungría

Refugiados abandonan la ciudad de Budapest en Hungría. Ver fotogalería
Refugiados abandonan la ciudad de Budapest en Hungría. EFE

Hungría anunció el viernes que ofrecerá a los cientos de refugiados que se encuentran en la estación de trenes Keleti de Budapest y otros tantos que marchan por la autopista M1 trasladarlos hasta la frontera con Austria. El transporte se realizará en unos cien autobuses que esta misma noche estarán a disposición de los refugiados para que puedan llegar a la localidad fronteriza de Hegyeshalom.

El anuncio se produce a una horas del fallecimiento de un hombre pakistaní en las vías ferroviarias de Hungría tras desmayarse después de que un grupo de 350 inmigrantes saliera de uno de los trenes en los que 800 personas estaban siendo contenidas por las autoridades. El portavoz de los servicios de emergencia, Pál Györfi, explicó que el individuo fue tratado durante 50 minutos junto a las vías y por el momento no se ha podido determinar su identidad.

El tren, con unos 500 refugiados a bordo, estaba de camino a Sopron, en la frontera con Austria, cuando la policía trató de bajar a los pasajeros para llevarlos al centro de registro, pero los inmigrantes se opusieron y decidieron no bajarse de los vagones. Sin embargo, 300 de ellos pudieron escapar de la estación. Unos corrierona lo largo de las vías férreas en dirección de Györ, al oeste de Bicske, mientras que otros escaparon rumbo a Budapest.

La policía húngara afirma que no persiguió al individuo y que se desmayó a 800 metros de la estación. Según la televisión estatal, el hombre cayó y se golpeó la cabeza con las vías.

Normas