Editorial

La banca adelanta un curso activo

La reestructuración del sector financiero ha tenido a las entidades muy pendientes de un proceso que ha constituido una verdadera reconversión. Ahora, y a pesar de que quedan flecos en el mercado interior y algo más que flecos a nivel continental, los bancos retoman su pulso. Y es que al mismo tiempo que reactivan sus apuestas comerciales, los bancos toman posiciones para ampliar el negocio. El día de ayer, sin ir más lejos, prueba lo dicho. CaixaBank anunciaba la creación de una nueva filial, Consumer Finance, para potenciar su actividad de crédito al consumo. Lo hará mediante la reorganización de sus filiales destinadas a financiación y con el objetivo de elevar su cuota al menos hasta el 24%. A la vez, Bankinter hacía su entrada en Portugal con la compra de 84 sucursales y el negocio asegurador de la filial lusa de Barclays. Un paso inédito para Bankinter, que supone su primera adquisición de peso en el exterior. Lo hace cuando se cumple un año de la venta por Barclays de su negocio minorista en España precisamente a CaixaBank. También ayer, BMN confirmó la venta de sus sucursales en Albacete y Cuenca a Globalcaja, de la que ya habíamos informado en estas páginas. Y el mismo día, Santander coloca 1.000 millones en cédulas hipotecarias. Son movimientos que anticipan un curso muy activo en la banca.

Normas