Aumentos de precios que no sientan bien a los consumidores
Tras el verano las “telecos” suben los precios

Tras el verano las “telecos” suben los precios

La cuesta de septiembre está sin duda cada vez más cerca, y en lo que a telecomunicaciones se refiere también hay novedades no muy agradables para los clientes. El mes de septiembre es el elegido por algunas de las operadoras para poner en práctica las subidas de precios que ya han ido anunciando a sus clientes. ¿Cuáles serán estos cambios?

El Canguro de Orange, ahora más caro

Ha sido la última de las grandes compañías en realizar una revisión de los precios de alguna de sus tarifas, concretamente de las relativas a la oferta convergente, las llamadas tarifas Canguro. A partir del 20 de septiembre se hará efectiva la subida de dos euros en las tarifas convergentes Canguro (Canguro Ahorro pasará a costar 43,95 euros al mes y Canguro Ilimitado costará 55,95 euros al mes), con esta subida aumenta también la capacidad de navegación con el teléfono móvil ya que se incrementa en 500Mb. Además las líneas móviles adicionales también costarán un euro más al mes –también contarán con la subida de megas-.

Además, ya desde el 23 de agosto Orange también aplicó una subida del precio del establecimiento de llamada, pasando a cobrar 20 céntimos por el establecimiento de cada llamada a aquellos que no gocen de una tarifa con llamadas ilimitadas en la que dicho establecimiento queda incluido.

Yoigo y su precio por establecimiento de llamada

A través de un mensaje de texto están siendo avisados los clientes de Yoigo de una modificación en las tarifas. Este cambio concierne al precio del establecimiento de llamada, anunciando una subida, pasando de cobrar 18,15 céntimos a cobrar 20 céntimos –este mismo aumento también lo llevo a cabo Movistar a principios de año para aquellas tarifas que cobraban el establecimiento de llamada-.

Facua en contra de ambas subidas

Subidas que no solo no sentarán bien a los clientes de dichas compañías sino que asociaciones como FACUA-Consumidores en Acción advierte que son ilegales. Facua está en contra de la subida tanto de Yoigo como de Orange y anuncia denuncias a dichas compañías por considerar las subidas una práctica abusiva, justificándolo con el artículo 85 de la Ley General para la Defensa de los consumidores y Usuarios que habla sobre cuáles son cláusulas abusivas, concretamente en el apartado 4 que dice “Las cláusulas que autoricen al empresario a resolver anticipadamente un contrato de duración determinada, si al consumidor y usuario no se le reconoce la misma facultad o las que le faculten a resolver los contratos de duración indefinida en un plazo desproporcionadamente breve o sin previa notificación con antelación razonable”, y en el apartado 7 que enuncia “Las cláusulas que supongan la supeditación a una condición cuya realización dependa únicamente de la voluntad del empresario para el cumplimiento de las prestaciones, cuando al consumidor y usuario se le haya exigido un compromiso firme”.

Facua advierte que este tipo de estrategia seguida por las operadoras, al no garantizar una duración mínima del contrato ni tampoco respetar sus propios compromisos temporales del contrato, resulta una práctica abusiva.

Movistar y Vodafone ya subieron precios

Fue Movistar la primera en anunciar y en poner en vigor la subida de cinco euros en sus tarifas de Movistar Fusión. Le siguió Vodafone. En esta ocasión se producía una actualización de las tarifas, subiendo el precio pero también aumentando las características de las tarifas. Los aumentos iban desde un euro más hasta 9 euros de subida según la tarifa en cuestión. Vodafone además añadió en sus tarifas el servicio +Megas, que tiene un precio de 2 euros por cada 200MB hasta alcanzar 2GB –después se reduce la velocidad- y que se activa automáticamente –aunque puede ser desactivado-. Ambas subidas se produjeron en el mes de abril y parece ser que otras compañías con modificaciones mayores o menores han decidido implementar las modificaciones en sus tarifas en un mes que supone un reto para las finanzas personales.

Normas
Entra en EL PAÍS