Ambas gestoras se consolidan como primeros inversores institucionales

Santander y EDM llegan al 6% de Másmóvil en pleno avance de la teleco

Meinrad Spenger, consejero delegado de Másmóvil.
Meinrad Spenger, consejero delegado de Másmóvil.

Los movimientos en el capital de Másmóvil, candidata a convertirse en la cuarta operadora integrada de telecomunicaciones española, continúan. Así, Santander y EDM han reforzado su posición en el capital de la compañía, consolidando sus posiciones como primeros inversores institucionales en un momento de crecimiento.

De esta forma, EDM Gestión ha comprado un total de 175.425 acciones de Másmóvil, a través de distintos fondos de inversión. Tras este avance, la participación de la gestora ha subido hasta los 361.541 títulos, que suponen en torno al 3,07% del capital de la operadora, según los rankings que elabora Bloomberg.

A su vez, Santander Asset Management ha adquirido un total de 118.506 acciones a través de sus distintos fondos. La gestora ha pasado a tener una posición de 285.856 acciones, que representan en torno a un 2,43% del capital de la operadora española. Según los citados rankings de Bloomberg, Banif Gestión, entidad también vinculada al Banco Santander, mantendría un 0,42% del capital de la teleco.

Finalmente, Gescooperativo y Renta 4 Gestora mantienen un 0,27% y un 0,24% del capital de la operadora, respectivamente, mientras que UBS posee un 0,11% del capital.

En cualquier caso, los cambios no han parado a lo largo del último año. El pasado 10 de agosto, la compañía comunicó que tres inversores institucionales de primera fila habían adquirido un paquete de 137.070 acciones, representativas del 1,2% del capital social de la compañía. La transacción fue llevada a cabo mediante una operación en bloques de 137.070 acciones a un precio de 20,50 euros por título.

En el mismo movimiento, según explicó la propia compañía, José Eulalio Poza, fundador de la antigua Ibercom (fusionada con Másmóvil en 2014), transmitió 81.570 acciones de la teleco, que representan el 0,69% del capital social. Así, su participación accionarial ha bajado del 12,51% al 11,82% del capital, si bien se mantiene como primer accionista de la empresa.

Con anterioridad, la operadora culminó la ampliación de capital por compensación de créditos para la compra de NEO, por un volumen de 1,25 millones de títulos. La operación daba entrada en el capital de Másmóvil al conjunto de los accionistas de NEO, entre los que destacaba Gala Capital.

El posicionamiento de los inversores coincide con una nueva aceleración de los planes de expansión de Másmóvil. Y es que, a principios de agosto, la compañía que dirige Meinrad Spenger alcanzó un acuerdo con Orange para la compra de los activos de banda ancha fija incluidos en el marco de los “remedies” impuestos por la Comisión Europea para autorizar la compra de Jazztel por parte de la operadora francesa.

Con la adquisición, que incluye el acceso por fibra a 720.000 hogares, Másmóvil busca posicionarse para ser el cuarto operador en España. La operación debe ser aprobada todavía por la Comisión Europea. Bruselas introdujo estas obligaciones a Orange para garantizar que un cuarto operador nacional pudiera competir con los tres grandes: Telefónica, Vodafone y la propia Orange.

La operación se uniría a la carrera de adquisiciones realizadas por la empresa en el último año. Además de la fusión entre Ibercom y Másmóvil, la teleco ha comprado Quantum, Xtra Telecom, Digital Valley Technologies, The Phone House Movil, Embou, Ebesis y NEO.

Evolución positiva de las acciones en Bolsa

El interés de los inversores ha provocado que las acciones de Másmóvil hayan protagonizado un auténtico rally bursátil a lo largo de este año. Y es que desde principios de enero, los títulos de la operadora se han revalorizado casi un 89%.

Las acciones de Másmóvil subieron ayer un 1,47% hasta cerrar en 22,83 euros. No obstante, los títulos alcanzaron un precio máximo anual el pasado 13 de julio de 24,80 dólares.

El avance otorga a la operadora española una capitalización bursátil cercana a 270 millones de euros. Másmóvil cotiza actualmente en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), si bien la intención de la compañía es dar el salto al mercado continuo durante los próximos meses.

Dentro de este proceso de implantación en el mundo financiero, la empresa también ha debutado este año en los mercados de deuda. De esta manera, la operadora cerró una colocación de bonos corporativos entre inversores institucionales cualificados por un importe de 27 millones de euros.

Los bonos emitidos por Másmóvil tienen un plazo de cinco años, con fecha de vencimiento el 30 de junio de 2020, y devengan un cupón anual con un tipo de interés del 5,50%.

Normas
Entra en El País para participar