Turbulencias en los mercados

De Pekín a Jackson Hole: las claves de la semana bursátil

Un inversor frente a varias pantallas de información bursátil en la Bolsa alemana
Un inversor frente a varias pantallas de información bursátil en la Bolsa alemana

Los mercados comienzan una nueva semana en la que intentarán dejar atrás las severas caídas que la semana pasada provocaron las crecientes incertidumbres sobre el crecimiento en China. Las noticias procedentes del país asiático serán, de nuevo, determinantes para la evolución de unas Bolsas que también vigilarán otras referencias como la publicación de datos macroeconómicos en Europa y Estados Unidos o el desplome del petróleo.

1. Pendientes de China

Cuando las Bolsas europeas abran la primera sesión de la semana ya habrán hecho lo propio los índices del parqué chino. Será importante comprobar si se frenan los descensos bursátiles tras las fuertes caídas de la semana pasada gracias a las medidas de estímulo de las autoridades chinas o si, por el contrario, continúa lo que para muchos es el pinchazo de una burbuja, aunque el FMI estima que es solo un "ajuste razonable".

El último movimiento de las autoridades chinas para reanimar a su Bolsa ha sido la decisión de permitir a los fondos de pensiones invertir en renta variable, una medida sin precedentes. Esta semana no se publican referencias macroeconómicas de China que sirvan para medir la salud de la segunda economía mundial, que es el verdadero temor de los mercados más allá de las caídas de sus Bolsas.

2. Conferencia de Jackson Hole

Como cada verano desde 1978, la Reserva Federal de Kansas convoca en Jackson Hole, idílico paraje en medio de las Montañas Rocosas unas jornadas económicas donde se dan cita banqueros centrales, reputados economistas, académicos y ministros de Finanzas. El quién es quién de la economía mundial. 

Janet Yellen, presidenta de la Fed, no acudirá al encuentro, pero sí lo harán otros representantes del banco central estadounidense de quienes se esperarán pistas sobre los próximos pasos en la política monetaria del organismo. El mercado no cree ahora que la Fed suba los tipos de interés en septiembre por primera vez desde 2006. La conferencia de Jackson Hole puede ayudar a salir de dudas.

3. Datos macroeconómicos

La última semana de agosto también traerá varias referencias macroeconómicas que vigilar, a pesar de las fechas. Mañana mismo se conocerá el índice de actividad que elabora la Fed de Chicago correspondiente al mes de julio. Para el martes quedarán el dato final del crecimiento del PIB de Alemania en el segundo trimestre, el índice Ifo de actividad empresarial y varios datos en Estados Unidos como la confianza del consumidor o la venta de viviendas. El miércoles será el turno de la cifra de pedidos de bienes duraderos en aquel país.

La publicación de datos macroeconómicos no pierde fuelle en la parte final de la semana. El jueves se publica el dato final de crecimiento del Reino Unido en el segundo trimestre, así como el IPC de agosto España y la zona euro, donde se medirán las presiones deflacionistas por la caída del petróleo. También ese día se publicará una nueva revisión del crecimiento del PIB en Estados Unidos en el segundo trimestre, que el mercado espera que sea revisado al alza del 2,3% anterior al 3,2%.

4. El petróleo, ¿freno o más caídas?

El barril de crudo Brent cerró la semana en los 45,4 dólares, su nivel más bajo desde 2009, tras anotar un descenso semanal del 7,2%. Por su parte, el West Texas, de referencia en Estados Unidos, cayó un 4,8% en las cinco últimas sesiones hasta los 40,45 dólares, también en mínimos de seis años. Las noticias procedentes de China volverán a condicionar el mercado de materias primas. También será importante el dato semanal de las reservas de crudo en Estados Unidos que se conocerá el miércoles.

Hoy, el ministro iraní del Petróleo, ha dicho que una reunión extraordinaria de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) podría ser "efectiva" para frenar la caída del precio del crudo. La próxima reunión del cártel no será hasta el 4 de diciembre, pero los estatutos de la organización establecen que se puede celebrar un encuentro de emergencia si una mayoría simple de sus 12 miembros así lo acuerdo. No parece, en todo caso, nada probable, puesto que Arabia Saudí, el país más poderoso de la OPEP, no está a favor de reducir la producción de crudo para proteger su precio.

5. Subastas de deuda

El Tesoro público español volverá a acudir a los mercados esta semana. Será el martes con una subasta de letras a tres y nueve meses, tras el éxito de las dos emisiones de la semana pasada, en las que volvió a colocar letras a tipos negativos. Un día antes, el lunes, Francia emitirá bonos; mientras que el Tesoro italiano subastará letras a seis meses el jueves y bonos a cuatro y diez años, el viernes, por los que espera captar en total 10.000 millones de euros. 

6. Rusia protege el rublo

Ayer el primer ministro ruso, Dimitry Medvedev, anunció que el banco central de aquel país iba a intervenir en el mercado para proteger al rublo, que ha caído con fuerza en las últimas sesiones. En concreto, las autoridades rusas podrían repetir lo que ya hicieron en diciembre, cuando el gobierno ordenó a los grandes exportadores del país a vender parte de sus reservas en divisas extranjeras para apoyar al maltrecho rublo, la moneda local. 

Medvedev declaró que es incorrecto pensar que el gobierno está aumentando el control sobre las ventas de divisas foráneas de las grandes exportadoras del país porque "nunca hemos reducido ese control no tenemos pensado hacerlo en el futuro", según recoge la agencia Reuters. Estas ventas de monedas son la principal demanda de rublos, una divisa que se acerca a sus mínimos históricos alcanzados el pasado mes de diciembre.

7. Grecia, camino de las elecciones

Como era de prever, los intentos de Nueva Democracia por formar un nuevo Gobierno tras la dimisión de Alexis Tsipras no han triunfado en Grecia, ya que la composición de la Cámara impide formar un Ejecutivo sin el apoyo de Syriza. El siguiente partido al que se le encargará formar Gobierno es Unidad Popular, formada por los críticos del partido de Tsipras. Aunque no tienen opciones, ya han anunciado que agotarán los tres días que les da la Constitución. El exministro griego de FInanzas, Yanis Varufakis, ya ha dicho que no apoyará a Tsipras en las elecciones que, previsiblemente, se celebrarán en septiembre.

Normas